Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Banco de España vigilará que las fusiones sean lo "más apropiadas posibles" para garantizar la competencia

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha avanzado que el supervisor vigilará con una "especial atención" las fusiones que se puedan acometer en el sector financiero español en aras de garantizar la competencia, habida cuenta de que existe "margen" para el proceso de consolidación en España.
"Preveo que tanto el Banco de España como el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) mantendrán en el futuro inmediato una atención especial a estas decisiones estratégicas (fusiones)", ha garantizado el subgobernador del Banco de España en un encuentro del sector bancario organizado por el IESE y EY,.
Restoy ha aclarado que se trata de buscar un "equilibrio" entre respetar estas decisiones corporativas privadas de las entidades, al mismo tiempo que el supervisor actuará con "interés" de que estas sean lo "más positivas posibles" para el conjunto del sistema. "Los equilibrios que hay que trazar son respetar las decisiones corporativas, compartir los análisis del supervisor y que estas estrategias sean lo más apropiadas posibles", ha apuntado a los medios tras participar en estas jornadas.
Respecto a la situación de la banca europea, el subgobernador del Banco de España ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad del sector debido a las "escasas" rentabilidades sobre el capital, consecuencia del deprimido margen de intereses y de la acumulación de activos improductivos en los balances. También ejercen presión sobre las entidades el aumento de los requerimientos de solvencia y la aparición de nuevos requisitos de resolución.
Además, ha precisado que no se han aprovechado los ingresos por comisiones para mitigar este deterioro. De hecho, ha indicado que en la primera mitad de 2016 los ingresos por comisiones se redujeron cerca de un 5% respecto al mismo periodo del año anterior.
Si bien una parte de los factores que causan la baja rentabilidad de las entidades se verá reducido en el futuro al tener una naturaleza coyuntural, Restoy ve posible que cuando se normalicen las condiciones monetarias, los factores seculares que influyen a la baja sobre los tipos de interés, la creciente competencia, el desarrollo de los mercados de capitales y la consolidación de un entorno regulatorio más exigente "ejercerán una presión continuada sobre el negocio bancario en general".
"No es difícil prever que el sector bancario tendrá en el futuro un menor tamaño y que las entidades que lo compongan serán menos rentables, pero más seguras", ha afirmado el subgobernador del Banco de España, que adelanta que el nuevo contexto traerá un proceso de selección natural en la industria del que saldrán "airosos" los bancos bien adaptados y los que sepan gestionar su integración en proyectos sólidos.