Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baker McKenzie cierra su ejercicio fiscal con un récord de ingresos de 2.262 millones de euros

La multinacional Baker McKenzie alcanzo una cifra récord de ingresos de 2.670 millones de dólares (2.262 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal de 2017, lo que supone un aumento del 5%, según anunció la firma en un comunicado.
Los beneficios por socio crecieron un 1,2%, hasta los 1,3 millones de dólares (1,1 millones de euros). Desde 2007, el aumento ha sido superior al 20%.
En todas las áreas geográficas en las que opera, la facturación creció por encima del 4%. En concreto, ingresó 987 millones de dólares (836,6 millones de euros) en el continente americano, 988 millones de dólares (837,5 millones de euros) en Europa, Oriente Medio y África (región EMEA) y 694 millones de dólares (588 millones de euros) en Asia-Pacífico.
Por su parte, los mayores incrementos tuvieron lugar en las áreas de fiscal, litigación, fusiones y adquisiciones y mercados de capitales. Por sectores, el grupo de tecnología, medios y telecomunicaciones es el que más impulsó su actividad.
Durante el ejercicio fiscal, Baker McKenzie eligió a 59 socios, y en junio anunció el fichaje de 80 nuevos socios, lo que eleva el número a nivel global a casi 1.600 socios. El 40% de los nuevos fichajes son mujeres.
La plantilla de la firma está compuesta por 12.346 profesionales a tiempo completo y las horas facturables aumentaron un 3% interanual, hasta los 8,4 millones de dólares (7,1 millones de euros).
Los socios directores de Baker McKenzie en España, José María Alonso y Montserrat Llopart, han destacado que la compañía ha alcanzado un récord de ingresos, con crecimiento en todas las regiones, pese a las incertidumbres geopolíticas y económicas.
Por su parte, el presidente del despacho a nivel global, Paul Rawlinson, ha subrayado que la firma acumula más de seis décadas de experiencia en el asesoramiento y apoyo a clientes. "Miramos a los próximos doce meses con la confianza en que, aunque la coyuntura del mercado es compleja, nuestra gente y nuestro despacho continuarán adquiriendo cada vez más fuerza", ha afirmado.
La compañía continuará centrándose en reforzar sus capacidades transaccionales, en particular en Londres, Nueva York y China, que han aglutinado la cuarta parte de las nuevas contrataciones en todo el mundo.