Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE reconoce que el impacto sobre la inflación de su programa de compra de activos ha sido "decepcionante"

El impacto sobre la inflación del programa de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) ha sido decepcionante hasta ahora, aunque ha fomentado el crecimiento y el empleo, según aseguró el economista jefe del organismo monetario, Peter Praet, en una entrevista con el diario holandés 'Telegraaf'.
A través de su programa de compra de activos, que comenzó hace casi dos años, el BCE ya ha adquirido cerca de 1,5 billones de euros de deuda, pero el objetivo de inflación de la institución se mantendrá ligeramente por debajo del 2% al menos hasta 2018.
"Observamos que el crecimiento se está volviendo más robusto", aseguró Praet, que señaló "el empleo está creciendo, lo que representa una mejora en la renta disponible y más consumo".
"Pero el efecto sobre la inflación ha sido decepcionante hasta ahora", añadió Praet reconociendo que el programa, criticado regularmente por Alemania, no funciona tan bien como se esperaba.
Sin embargo, el economista defendió la decisión del BCE la semana pasada de extender la compra de activos hasta finales del próximo año, argumentando que una salida temprana influiría sobre la inflación y en el colchón que ha generado el banco para hace frente ante 'shocks' futuros.
"En los últimos años, hemos visto que puede ser muy útil ante desequilibrios. Hemos tenido el Brexit, las incertidumbres relacionadas con la política económica de EEUU y los 'shocks' en los mercados emergentes", aseguró.
"La mayoría de los analistas dicen que los 'shocks' pasados hubieran tenido un impacto mucho mayor si el BCE no hubiera actuado para absorberlos", concluyó.