Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE reanuda sus compras de deuda tras el paréntesis navideño

El Banco Central Europeo (BCE) retoma a partir de este lunes su programa de compra de activos, que permanecía suspendido desde el pasado 22 de diciembre con el objetivo de no distorsionar el mercado ante la previsión del menor volumen de actividad durante la Navidad.
La institución se comprometió el pasado día 8 de diciembre a mantener vigente su programa de compra de activos al menos hasta el final de 2017, lo que representa 9 meses más de lo anteriormente previsto y supondrá un volumen adicional de compras de 540.000 millones de euros, que elevará la cifra total del programa hasta unos 2,3 billones de euros.
Sin embargo, a partir de abril de 2017 las compras se realizarán a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros, frente a los actuales 80.000 millones de euros, aunque en cualquier caso, el programa se mantendrá vigente hasta que el Consejo de Gobierno del BCE aprecie un ajuste sostenido de la senda de inflación consistente con su objetivo del 2% interanual.
El BCE adquirió a lo largo de 2016 activos por importe de 885.948 millones de euros en el marco de su programa de compras, una cifra un 1,6% inferior a la meta contemplada en el plan de expansión cuantitativa (QE) lanzado por el instituto emisor.
Según las condiciones del programa, entre enero y marzo de 2016 el objetivo de compras del BCE era de 60.000 millones de euros mensuales, un tope que desde abril de 2017 se elevó hasta los 80.000 millones, lo que habría supuesto de forma agregada la adquisición de al menos 900.000 millones de euros a lo largo de 2016.
Durante el año, el Eurosistema adquirió un total de 766.309 millones de euros bajo el programa de adquisición de activos del sector público (PSPP), que incluye la compra de deuda soberana de los países de la zona euro, así como de títulos emitidos por entidades supranacionales de la región.
En cuanto a la deuda de empresa, que el BCE empezó a comprar el pasado mes de junio, las compras alcanzaron al final de 2016 un volumen agregado de 51.216 millones de euros.
Por su parte, la adquisición de cédulas hipotecarias alcanzó a lo largo del año un total de 60.827 millones de euros, mientras que la compra de titulizaciones o deuda empaquetada sumó 7.596 millones.
De este modo, al cierre de 2016 el importe de las compras de deuda pública sumaba un total de 1,259 billones de euros desde el comienzo del programa en marzo de 2015, mientras que la compra de deuda de empresas sumaba 51.216 millones entre junio y diciembre de 2016.
Por su parte, los programas de adquisición de cédulas y deuda titulizada, que comenzaron en el otoño de 2014 sumaban un total de 204.103 y 23.046 millones de euros, respectivamente.