Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El panel del BCE eleva sus pronósticos de inflación para la eurozona tras el repunte del petróleo

La brusca subida de los precios del petróleo tras el acuerdo de los países de la OPEP y otros productores para reducir su oferta de crudo a partir de enero de 2017 ha llevado al panel de expertos consultados por el Banco Central Europeo (BCE) a revisar al alza sus previsiones de inflación para la zona euro este año y el siguiente, según ha informado el banco central.
En concreto, los analistas prevén una subida de precios del 1,4% en 2017, dos décimas más de lo previsto anteriormente, mientras que la inflación se situará en 2018 en el 1,5%, una décima por encima de su pronóstico precedente. Asimismo, en 2019 la tasa de inflación de la zona euro será del 1,6%, aún por debajo del objetivo de estabilidad del BCE, que contempla un nivel "cercano, pero ligeramente inferior al 2%".
"Estas revisiones al alza en el corto plazo pueden atribuirse en gran medida a los efectos de los mayores precios del petróleo, que, en cierta medida, ya se vieron reflejados en el dato preliminar de inflación de diciembre, publicado antes de realizar la encuesta", indicó el BCE.
Por su parte, los expertos consultados han mejorado en una décima su anterior pronósticos de crecimiento de la zona euro en 2017, que sube así hasta el 1,5%, mientras que mantienen, también en el 1,5%, la expansión prevista para 2018 y prevén que en 2019 este será igualmente el ritmo de crecimiento de la eurozona.
De este modo, ante las mejores perspectivas de crecimiento e inflación, el panel de analistas ha mejorado sus pronósticos de paro en la zona euro, que sitúan en una tasa del 9,5% este año, frente al anterior 9,7%, mientras que para 2018 esperan un desempleo del 9,2%, una décima mejor de lo estimado previamente. En 2019, los expertos consideran que el paro bajará hasta el 8,9%.
Sin embargo, las previsiones del consenso de analistas consultados siguen siendo menos optimistas que las del propio BCE, que augura una tasa de inflación del 1,3% en 2017 y del 1,5% en 2018, mientras que en 2019 subirá al 1,7%. Asimismo, las previsiones del Eurosistema contemplan un crecimiento del PIB del 1,7% este año y del 1,6% en cada uno de los dos ejercicios siguientes.