Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE ofrecerá en junio las primeras señales de normalización de sus políticas, según expertos

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener sin cambios los tipos de interés y sus medidas no convencionales no ha pillado por sorpresa a los analistas, que tras escuchar a Mario Draghi anticipan para la reunión de junio un primer gesto hacia la normalización de las políticas monetarias de la eurozona.
En este sentido, los analistas de Nomura consideran que las palabras de Draghi este jueves acerca de la mayor solidez de la recuperación y la disminución de los riesgos a la baja preparan el camino para que el BCE adopte una postura más neutral en su reunión de junio, incluyendo un cambio en sus directrices de política monetaria, lo que dejaría abierta la opción de anunciar en septiembre una reducción de las compras de activos a partir de principios de 2018.
"El BCE tiene un poco más de confianza en que un proceso de normalización sería apropiado en los próximos meses, aunque no la suficiente para ofrecer significativos cambios en su lenguaje que convenciesen al mercado de que este proceso es inminente", señala la entidad.
Por su parte, Antonio García Pascual, economista jefe de Barclays en Europa, espera que en junio el BCE "adopte un discurso menos acomodaticio y más simétrico que abriría la puerta a subidas de los tipos de los depósitos en 2018".
En concreto, García Pascual espera modificaciones en la comunicación de la entidad tanto sobre los tipos como sobre el programa de relajación cuantitativa, "eliminando del discurso la referencia explícita a un escenario con tipos más bajos o a una ampliación de su política acomodaticia".
El BCE decidió este jueves mantener su tipo de interés de referencia en el 0%, mientras que el tipo aplicado a la facilidad de préstamo continuará en el 0,25% y el interés de la facilidad de depósito seguirá en el -0,40%.
En cuanto a sus medidas no convencionales de política monetaria, el Consejo de Gobierno ha confirmado que las compras continuarán al nuevo ritmo de 60.000 millones de euros mensuales "hasta el final de diciembre de 2017 o hasta una fecha posterior si fuera necesario", subrayando que seguirán en vigor en todo caso hasta que se observe un ajuste sostenido de la senda de inflación compatible con el objetivo de inflación de la entidad.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Mario Draghi destacó que la recuperación de la economía de la zona euro "es cada vez más sólida" y los riesgos que amenazan la expansión son menores, aunque todavía siguen inclinados a la baja, si bien el banquero italiano subrayó que la institución no consideró en su reunión de este jueves que estuviera justificado iniciar los preparativos para la retirada de los estímulos.