Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE proclama la necesidad de fortalecer la banca de inversión en Europa

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constâncio, ha proclamado este martes la necesidad de fortalecer la banca de inversión en Europa para ganar competitividad frente a las principales instituciones financieras norteamericanas.
En una entrevista con Bankfocus, el vicepresidente del organismo monetario, además, ha reiterado que Europa necesita una consolidación bancaria que incremente el número de entidades paneuropeas, así como una reducción del volumen de su red de oficinas.
"Debemos tener más bancos paneuropeos y necesitamos grupos bancarios que puedan competir en el segmento la banca de inversión", afirma Constâncio, que incidió en que las entidades financieras del Viejo Continente han perdido terreno con los bancos norteamericanos como consecuencia de su "falta de competitividad.
El banquero portugués insta también a la banca a reducir sus costes operativos "significativamente", lo que incluye una "reducción del número de sucursales bancarias". "También se necesita lidiar con la transformación hacia un modelo de negocio más digital", añade.
Por otra parte, la receta que propone el vicepresidente del BCE para fortalecer el empleo y el crecimiento de la eurozona pasa por que el sector bancario supere sus problemas de rentabilidad y apoye las medidas impulsadas por el principal organismo monetario en Europa.
"La recuperación requiere de bancos fuertes que sean capaces de aumentar el crédito a la economía real", insiste Constâncio, que lamenta que los préstamos al sector privado tan solo crecen a un ritmo del 2% anual.
Respecto al Mecanismo Único de Supervisión (MUS), a pesar de considerarlo un "éxito", el vicepresidente el BCE considera que todavía hay demasiadas opciones y discreciones nacionales que no contribuyen a un mercado bancario complero y unificado. "Necesitamos armonización para continuar con el fin de completar el proyecto de la unión bancaria", apostilla.