Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE mantiene los tipos en el mínimo histórico del 0,25%

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener de nuevo los tipos de interés del euro en el mínimo histórico del 0,25%, tal y como preveían los mercados, que también descartan que la institución presidida por Mario Draghi anuncie nuevas medidas concretas en esta reunión.

De esta manera, toda la atención vuelve a centrarse en la rueda de prensa que ofrecerá el presidente del BCE, que será un "claro dinamizador del mercado" en la medida que su discurso ofrezca indicaciones sobre medidas de estímulo futuras o dé más o menos importancia a la baja inflación.
La tasa de inflación en la zona euro repuntó en abril hasta el 0,7% desde el mínimo del 0,5% registrado en marzo, por el efecto alcista de la Semana Santa. Sin embargo, el dato se situó pese a este repunte una décima por debajo de lo que esperaba el mercado.
Además, los analistas ven "previsible" que la tasa de inflación vuelva a retroceder en el mes de mayo, lo que podría dar razones al BCE para anunciar nuevos estímulos en junio o en julio, a pesar de la recuperación de la economía y tras las elecciones europeas del 25 de mayo.
Varios miembros del BCE han incidido en las últimas semanas en que la institución esta dispuesta a adoptar nuevas medidas de estímulo monetario en caso de que sea necesario, pero su presidente, Mario Draghi, también ha incidido en que un programa de compra de deuda, la medida más demandada, no es "la opción más probable ni sería inminente".
Asimismo, organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han pedido al BCE que recorte los tipos de interés hasta cero y adopte medidas extraordinarias adicionales, que podrían incluir compras de deuda.
El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro experimentó en el cuarto trimestre de 2013 una expansión del 0,2% respecto a los tres meses anteriores, cuando había registrado una expansión del 0,1%, según la tercera estimación del dato por parte de Eurostat, que revisó este miércoles una décima a la baja su anterior lectura sobre la actividad económica en la región.
Por su parte, la tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable el pasado mes de marzo en el 11,8%, donde permanece sin cambios desde diciembre de 2013 tras las últimas revisiones del dato realizadas por Eurostat, aunque supone dos décimas menos que el dato de paro del 12% registrado en marzo de 2013.