Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE mantiene intactos los tipos de interés y la duración de su programa de compra de activos

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener sin cambios los tipos de interés en el 0% y ha reiterado que mantendrá su actual volumen de compra de activos en 80.000 millones de euros al mes hasta finales del próximo mes de marzo, para reducir a partir de abril y al menos hasta diciembre sus adquisiciones a 60.000 millones de euros al mes.
De este modo, el tipo de interés de referencia de la zona euro se mantiene en el 0%, mientras que el tipo aplicado a la facilidad de préstamo continuará en el 0,25% y el interés de la facilidad de depósito seguirá en el -0,40%.
Así, el Consejo de Gobierno del BCE sigue esperando que los tipos de referencia se mantengan al nivel actual o a niveles inferiores durante un periodo prolongado de tiempo que superará "con creces" el horizonte para las compras de activos.
El BCE ha reiterado que "desde abril de 2017 las compras se realizarán a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros hasta el final de diciembre de 2017 o más allá si fuera necesario y, en cualquier caso, hasta que el Consejo de Gobierno aprecie un ajuste sostenido de la senda de inflación consistente con su objetivo".
En este sentido, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en diciembre en el 1,1%, su nivel más elevado desde septiembre de 2013 como consecuencia del encarecimiento del 2,6% de la energía tras el repunte en los precios del petróleo. Por su parte, la inflación subyacente, que excluye el impacto de la energía y los alimentos frescos, se situó en el 0,9%.
No obstante, la institución ha asegurado que en caso de que las perspectivas sean menos favorables o se registraran condiciones financieras inconsistentes con el avance en un ajuste sostenido de la senda de inflación, el Consejo de Gobierno tiene previsto "incrementar el programa en términos de volumen y/o duración".
El BCE se comprometió en su reunión del pasado mes de diciembre a mantener vigente su programa de compra de activos durante al menos nueve meses más de lo anteriormente previsto, lo que supondrá la compra de deuda por importe de al menos 540.000 millones de euros adicionales.
Sin embargo, las actas de la última reunión demostraron que existe una falta de consenso en el seno de la institución, puesto que los 'halcones' del Consejo de Gobierno --aquellos miembros del Norte de Europa críticos con los estímulos monetarios-- abogaron por reducir los estímulos y defendieron que un instrumento como el programa de compra de activos solo debería emplearse como "último recurso" ante un escenario "adverso".