Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE aprueba ampliar la financiación de emergencia a los bancos griegos

BCEcuatro.com

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido ampliar la dotación de línea de asistencia de emergencia (ELA) mediante la cual, a través del banco central nacional, los bancos griegos pueden hace frente a sus necesidades de financiación, después de que la institución dejara de aceptar bonos de Grecia como garantía en sus operaciones de liquidez.

En concreto, el BCE ha aprobado la petición de banco central de Grecia de elevar la financiación de emergencia en 3.300 millones de euros, desde los 65.000 millones de euros actuales hasta los 68.300 millones de euros, según informaron fuentes conocedoras de la decisión a 'The Wall Street Journal'.
El diario recalca que esta decisión será revisada en el Consejo de Gobierno que se celebrará dentro de dos semanas y destaca que, si los bancos griegos necesitan financiación adicional antes de esta fecha, el banco central heleno tendrá que informar al consejo, que podría rechazarlo con dos tercios de los votos.
El BCE decidió el pasado 4 de febrero dejar de aceptar como garantía la deuda de Grecia en sus operaciones de liquidez al considerar que en estos momentos no es posible asumir que la evaluación del plan de rescate del país heleno vaya a finalizar con éxito.
Esto obligaba a las entidades que carezcan del colateral suficiente según los criterios del BCE a atender sus necesidades de liquidez mediante la línea de asistencia de emergencia (ELA), que se realiza a través del respectivo banco central nacional y en el marco de la regulación del Eurosistema.
Esta línea de asistencia tiene un coste para las entidades sensiblemente superior al de los fondos proporcionados directamente por el BCE y debe ser sometida periódicamente a la autorización del resto de miembros del Consejo de Gobierno del BCE.