Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE seguirá aportando liquidez a los bancos "solventes" cuando sea necesario

Destaca que no existen actualmente riesgos de inflación en la zona euro

Bruselas subraya que la ayuda a la banca "no es un cheque en blanco"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que el Eurosistema seguirá aportando liquidez a los bancos "solventes" de la eurozona cuando sea necesario, al mismo tiempo que ha destacado que no existen actualmente riesgos de inflación en ninguna economía de la zona euro.
En una conferencia en Fráncfort, Draghi ha señalado que el BCE desempeña el "papel crucial" de aportar liquidez a bancos sólidos a cambio de garantías adecuadas, y así lo ha hecho durante la crisis, fiel a su mandato de mantener la estabilidad de precios de precios en el medio plazo.
"Y esto es lo que seguiremos haciendo. El Eurosistema continuará aportando liquidez a bancos solventes cuando sea necesario", incidió el presidente del banco central.
Draghi señaló en que en tiempos de inestabilidad financiera, una "adecuada liquidez" incluye también el volumen del dinero del banco central que contrarresta la incapacidad temporal de los bancos para refinanciarse en el mercado, lo que podría tener consecuencias sistémicas en el conjunto del sector bancario.
Además, subrayó que los objetivos de las subastas de liquidez a tres años de diciembre y febrero han sido "ampliamente satisfechos", y destacó en concreto que en abril tuvo lugar una mejora general de las condiciones de financiación de los bancos. También apuntó que se han eliminado las limitaciones en la oferta de crédito bancario.
Sin embargo, señaló que es necesario más tiempo para comprobar el impacto total de estas inyecciones de liquidez a largo plazo, por lo que es demasiado pronto para sacar conclusiones sobre el comportamiento del crédito bancario a la economía, ya que está influenciado por "múltiples factores". "En el actual entorno de demanda muy débil y de elevada aversión al riesgo, un repunte en el volumen de crédito será particularmente lento", remarcó.
Asimismo, Draghi señaló que las expectativas de inflación siguieron "bien ancladas" y no existen actualmente riesgos de inflación en ninguna economía de la zona euro. Además, añade que si los riesgos para la estabilidad de precios emergen, el Eurosistema tiene herramientas suficientes a su disposición para absorber el exceso de liquidez.
No habrá dinero público para cualquier entidad
Por otro lado, Bruselas ha señalado que la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros que recibirá España para recapitalizar su sistema bancario no es "un cheque en blanco" para los bancos, y ha asegurado que no se va a inyectar dinero público en cualquier entidad "sea cual sea su situación" y cuando se han tomado decisiones "arriesgadas" y "erróneas" en el pasado.
Amadeu Altafaj, el portavoz del comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha explicado que los planes de reestructuración del sector bancario español puede pasar por distintas alternativas, ya que lo importante es preservar los intereses de la economía y de los ciudadanos españoles, y ha incidido en que la liquidación de una entidad es "un caso extremo".
En este sentido, apuntó que el tipo de interés que se cobrará a los bancos a cambio de la ayuda, que en otros países se ha establecido en torno al 8,5%, es "disuasorio" y pretende que las entidades intenten solucionar sus problemas por otros medios como ventas de activos o fusiones, antes de "tender la mano para recibir dinero público".
Respecto a las tensiones vividas en los mercados en los últimos días, Altafaj señaló que obedecen a un "conjunto de factores", como la incertidumbre en torno a todo lo que rodea las elecciones de Grecia o el nerviosismo que arrastran los mercados desde hace tiempo.
Así, recalcó que, aunque no se conocen los detalles de la ayuda a la banca, "no hay tantas incógnitas" sobre la misma como se dice, y confió en que cuando se conozca en breve el resultado de las evaluaciones de los auditores independientes aporte "un poco más de calma".