Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BCE pisa el acelerador en la compra de bonos corporativos y registra un nuevo récord semanal

El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido un total de 2.657 millones de euros en la adquisición de deuda corporativa durante la última semana, una cifra que representa un incremento del 10,8% respecto a lo invertido en la semana precedente y que supone el mayor volumen de compra semanal desde el pasado 8 de junio, fecha en la que dio comienzo el programa de adquisición de deuda corporativa (CSPP, según sus siglas en inglés).
Las adquisiciones de bonos del sector privado liquidados en la semana hasta el pasado 16 de septiembre representan la cifra más alta desde que el BCE lanzó su programa de compra de deuda corporativa, aunque tan solo 7 millones de euros por encima del nivel registrado la semana que finalizó el pasado 24 de junio.
Desde que comenzó el programa, tan solo en tres ocasiones el BCE ha superado el umbral de los 2.000 millones de euros en la compra semanal de bonos de empresas, mientras que nunca ha invertido menos de 1.000 millones de euros en una semana completa, siendo la que concluyó el pasado 12 de agosto cuando presentó un menor volumen de adquisición (1.248 millones de euros). El importe agregado del CSPP desde el 8 de junio se sitúa en 25.552 millones de euros.
Las compras del programa son realizadas en representación del Eurosistema a través de los bancos centrales de España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Finlandia siempre que los bonos adquiridos cuenten con una calificación crediticia dentro del grado de inversión; es decir, al menos una nota 'BBB-' o superior, estén denominados en euros, formen parte de una empresa europea y no correspondan a una entidad bancaria.
De este modo, durante la semana pasada las compras del BCE a través de los distintos programas de activos que componen su plan de expansión cuantitativa sumaron un total de 20.246 millones de euros, una cifra un 2,1% superior a la de la semana previa.
Bajo el programa de adquisición de deuda pública, el BCE invirtió 15.962 millones de euros en la última semana, mientras que la deuda titulizada sumó 150 millones de euros y las cédulas 1.477 millones de euros.