Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA realizará este fin de semana la integración de CatalunyaCaixa y la reestructuración de oficinas

BBVA realizará este fin de semana la integración informática de CatalunyaCaixa (CX), de forma que a partir del lunes los clientes podrán operar en las sucursales de cualquiera de las dos entidades, que aprovecharán para aplicar la reestructuración prevista en la red de oficinas catalana.
BBVA anunció en julio que cerraría 400 oficinas en Catalunya por solapamientos de redes tras la integración de CatalunyaCaixa, lo que le permite adelantar un año el ahorro de costes por valor de 200 millones de euros.
Los cierres, que serán una realidad el lunes, corresponderán en un 60% a la red de la entidad catalana y en un 40% a la de BBVA, y la nueva red supone un aumento del 18% de cobertura territorial para los clientes de CX y de un 38% para los de BBVA, según los datos de la entidad financiera.
Los clientes de CatalunyaCaixa han recibido una carta en la que se les informa de su nueva oficina de referencia a partir del lunes, y que este viernes las sucursales estarán cerradas, y tampoco funcionará la banca 'on line' durante el fin de semana.
Los cajeros permitirán sacar dinero con tarjeta y otras operaciones básicas, pero no estará activo el servicio con cartilla de ahorros, y los clientes disponen de un teléfono gratuito para resolver dudas (900 813 920).
BBVA y Catalunya Banc acordaron en marzo su proyecto de fusión e iniciaron el proceso para la integración de la entidad catalana en BBVA, manteniendo la marca CatalunyaCaixa.
El banco presidido por Francisco González ha decidido poner en marcha dos nuevas direcciones territoriales en Catalunya desde este mes de septiembre, coincidiendo con la culminación del proceso de integración de la entidad catalana.
Una de las direcciones territoriales se dedicará a Barcelona y su área metropolitana, con sede en el edificio de Vía Laietana de la capital catalana, antigua sede de CatalunyaCaixa, mientras que la otra dirección territorial, que incluye al resto de Catalunya, tiene su sede en Terrassa (Barcelona).