Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA estima un impacto negativo de 404 millones en el beneficio de 2016 por la retroactividad total

BBVA ha estimado un impacto negativo neto de unos 404 millones de euros en el beneficio atribuido del grupo de 2016 para cubrir la contingencia de futuras reclamaciones tras la decisión del TUE de obligar a los bancos a devolver todo el dinero cobrado a los afectados por cláusulas suelo.
La entidad presidida por Francisco González, que realiza estos cálculos de forma "preliminar", ha explicado que dotará una provisión a constituir en las cuentas anuales de este año.
En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco ha recordado que dejó de aplicar estas cláusulas en los préstamos hipotecarios a consumidores desde mayo de 2013.
El BBVA ha indicado que el TJUE establece en la resolución mencionada que una jurisprudencia nacional que limita temporalmente los efectos restitutorios de la declaración del carácter abusivo de una cláusula se opone al artículo 6.1 de la Directiva 93/13/CEE.
"Los jueces y tribunales españoles concretarán la aplicación de los criterios establecidos por el TJUE a los procesos judiciales sometidos a su conocimiento", ha apuntado la entidad.
BBVA ha reafirmado su objetivo de alcanzar un ratio de capital de calidad con plena implantación de Basilea III (CET1 'fully loaded') del 11% en 2017.