Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA cifra en 187.870 millones el coste de la renta básica universal, lo que equivale al 17,4% del PIB

BBVA Research estima que la renta básica universal en España tendría un coste neto anual de 18.870 millones de euros, el equivalente al 17,5% del PIB español, y destaca que aunque tiene "ventajas", conlleva también costes "muy elevados".
Así figura en un documento firmado por el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, referido a la renta básica universal, en el que se realiza un cálculo sobre este ingreso público con el escenario de tres economistas defensores de esta idea (Daniel Raventós, Jordi Arcarons y Lluis Torrens), basado en una renta de 7.471 euros anuales para todos los adultos y de 1.492 euros para los menores de edad.
Con base en este escenario, estimado para un total de 43,74 millones de beneficiarios, la renta básica tendría un coste total de 280.092 millones, si bien sustituiría prestaciones y subsidios, como las pensiones, desempleo familia o vivienda, que en 2010 equivalieron a 92.222 millones, por lo que el coste neto sería de 187.870 millones.
El servicio de estudios de la entidad advierte de que la renta básica universal produciría "distorsiones" y "efectos negativos" sobre el empleo, así como otros "ambiguos" sobre los salarios de los trabajadores, junto a un elevado coste de financiación que supondría aumentos impositivos.
Respecto a los efectos del aumento de la presión fiscal para poder aprobar una renta universal básica, señala que un aumento de la presión fiscal de 17,4 puntos porcentuales antes de que lo haga la eficiencia tiene costes dinámicos, como n menor crecimiento y empleo o un mayor fraude.
Según BBVA Research, la renta básica universal tiene ventajas pero también costes "muy elevados", lo que da lugar a "un dilema entre generosidad y presión fiscal".
De esta forma, subraya que en países como España el Estado de bienestar "todavía tiene muchos márgenes de mejora gradual en políticas de igualdad de oportunidades, empleo, formación o complementos salariales, con el consiguiente aumento de la renta per cápita y de la equidad".
"El desempleo y desigualdad de muchos países tienen solución con otras políticas económicas que hay que aprovechar y evaluar antes para converger hacia las sociedades en la frontera", añade.
En cualquier caso, BBVA Research apunta entre las ventajas que argumentan los defensores de la renta básica universal, que constituye una "respuesta adecuada" a los problemas crecientes de escasez del empleo y de la desigualdad, así como a la disminución de la participación de las rentas salariales en el PIB.
También esgrimen su incondicionalidad y universalidad, y que elimina el riesgo de pobreza absoluta, además de que no genera "trampas" de pobreza y desempleo, ya que no se pierde si se obtienen otras rentas, y aumenta el salario de reserva y el poder de negociación, a lo que se suma que incentiva la educación y mejora la salud.