Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BBVA Research dice que se cumplirá el objetivo de déficit de 2017 y 2018 por la recuperación económica

BBVA Research considera que España cumplirá sus objetivos de déficit público tanto en 2017 (-3,1%) como en 2018 (-2,2%), gracias entre otras cosas al aumento de la recaudación tributaria derivado de la progresiva recuperación económica y de la mejora de las bases imponibles.
En su último 'Observatorio fiscal', el servicio de estudios de la entidad financiera destaca, por otro lado, que el efecto positivo de la recuperación del empleo sobre los ingresos por cotizaciones sociales se verá moderado por medidas como la incentivación a la contratación indefinida que, entre otras, continuarán restándoles dinamismo durante 2017.
Asimismo, afirma que el ciclo económico volverá a impulsar con mayor intensidad la recaudación tributaria de los impuestos sobre la producción y sobre la renta. Como consecuencia, prevé que los ingresos públicos de 2017 se sitúen en el 38% del PIB, apenas una décima por encima del cierre de 2016.
Por el lado de los gastos, BBVA Research destaca que el gasto crecerá a un ritmo "más contenido" que la actividad, por lo que se espera que vuelva a ajustarse a lo largo de los próximos años, aunque de forma "más moderada".
En concreto, añade que la mejora prevista del mercado laboral y la reducción de los costes financieros contribuirán a ralentizar el crecimiento del gasto público, que se situará a finales de este año en entorno al 41,1% del PIB, en niveles semejantes a los de comienzos de la crisis.
Por último, la entidad financiera apunta que a pesar de que la recuperación económica favorecerá la disminución del déficit, persiste la "incertidumbre" sobre la evolución de los recursos y el impacto final de los cambios normativos. Además, asegura que existe todavía un amplio periodo de control del saldo público si se quiere reducir la deuda pública al 60% del PIB, dado que prevé que se sitúe en el 95,4% a finales de 2018.