Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atlantia disputa a Sacyr, OHL y Ferrovial una autopista subterránea en Santiago de Chile

Mientras está pendiente de su OPA a Abertis
Atlantia compite en Chile con las españolas Sacyr, OHL y Ferrovial para hacerse con el contrato de construcción y explotación de Americo Vespucio Oriente, una autopista subterránea en la capital del país, uno de los mayores proyectos actualmente en liza en este mercado, estimado en unos 800 millones de dólares (unos 715 millones de euros).
La compañía italiana puja por este proyecto mientras está pendiente de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) lanzada sobre otra empresa española, Abertis, que formalizará esta semana.
Atlantia, a través de su filial local Grupo Costanera, y las compañías españolas conforman tres de los cinco consorcios que recientemente presentaron sus respectivas ofertas para hacerse con la autopista al Ministerio de Obras Públicas de Chile, según informó este Departamento.
En caso de lograr el proyecto, tanto la compañía italiana como los grupos españoles reforzarán la presencia con que cuentan en este país latinoamericano, en el que también opera Abertis.
El proyecto en liza es la construcción y explotación de una autopista urbana, de 5,2 kilómetros de longitud, que discurrirá de forma subterránea bajo una zona del Este de la ciudad de Santiago.
Con esta vía, el Gobierno y la ciudad pretenden mejorar la fluidez del tráfico, dado que contará con tres carriles por sentido y un sistema de peaje automático ('free flow').
El contrato abarca además la ejecución de las obras de remodelación urbana en la superficie y en el entorno de la autopista y de un corredor de transporte público.
Sacyr y OHL se han aliado para pujar por el contrato y han presentado una oferta conjunta, mientras que Ferrovial concurre en solitario, lo mismo que Atlantia (a través de su filial Costanera) y China Harbour. De su lado, la también italiana Salini Impregilo compite por el proyecto junto con la local Chile Dos.
OFENSIVA CHINA.
El Ministerio de Obras Públicas de Chile destacó el alto interés suscitado por el proyecto entre grandes grupos constructores mundiales, incluidos los gigantes chinos.
En este sentido, destacó que se trata el primer proyecto de autopista urbana de Latinoamérica al que concurre una corporación china.
Asimismo, subrayó que la construcción de la autopista, además de mejorar la movilidad y la fluidez del tráfico, generará "mejoras en el espacio público en superficie". En concreto, el proyecto incluye la construcción de casi 193.000 metros cuadrados de parques y carriles-bici, entre otras dotaciones.
El Gobierno de Chile prevé adjudicar el proyecto a finales del próximo mes de julio, dado que ha fijado para el día 28 de ese mes la apertura de las propuestas económicas de las cinco ofertas.