Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asempleo estima que un millón de parados podrían encontrar trabajo en 2017 y 2018 con un plan de choque

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, ha afirmado que un millón de desempleados de los 3,5 millones de parados actuales con los que cuenta España podrían encontrar trabajo entre este año y el siguiente si se fomentase su adaptación al mercado laboral con un plan de choque que incremente las experiencias laborales de las personas para que "salgan del círculo vicioso del desempleo y pasen al empleo".
Así lo ha señalado Cruañas en la presentación del monográfico del mercado laboral del mes de mayo que Asempleo realiza con AFI, donde también ha puesto de relieve que los que estudiantes que acaben sus estudios entre este año y el siguiente "no tendrán problemas" al acceder al mercado laboral.
Además, ha destacado que las empresas van a necesitar un plan para abordar la cualificación y la formación permanente para que los trabajadores que están en activo actualicen sus conocimientos. También ha señalado la importancia de que exista una buena orientación para que las personas en activo dispongan de un observatorio para conocer el futuro de su profesión, habilidades y competencias.
Cruañas cree que hay que ofrecer formación que esté ligada al desempeño del puesto o servicio que están prestando, formación que sea transversal, que abarcaría competencias como los idiomas o la digitalización; y formación más profesionalizada para fortalecer la empleabilidad.
Sin embargo, considera que también es importante trabajar por los que no tienen empleo, segmentando mucho las necesidades del mercado y reconociendo qué agentes pueden colaborar en su colocación.
En concreto, sobre la segmentación, Cruañas ha señalado que se tiene que entrar a ver qué habilidades y competencias tienen los parados, cuánto tiempo llevan en desempleo, de qué sectores provienen o qué edad tienen para poner de evidencia qué personas pueden incorporarse de forma más fácil al mercado laboral.
Asimismo, ha afirmado que va a haber dificultad para encontrar trabajadores adecuados para las nuevas habilidades, tanto las que requieren una mayor tecnificación como las que son más de oficio, por la tasa de paro estructural que está próxima al 18%.
"La clave está en segmentar mucho y conocer bien qué tipo de empleados hay, ya que hay personas que necesitarán una ayuda adicional en términos económicos", ha añadido Cruañas.
En el monográfico del mes de abril, Asempleo y Afi han analizado la estrategia 2020 de la Comisión Europea y han puesto de relieve que España está "bastante lejos" en los cuatro objetivos que ha fijado Europa en materia de empleo (tasa de empleo, abandono escolar, población adulta con formación y gasto en I+D).
Los objetivos establecen que la tasa de empleo tiene que estar en el 74% en este año, mientras que España está en el 64%; que la tasa de abandono escolar temprano ha de situarse en el 15%, a pesar de que la actual está en el 19%, y que la población entre 30 y 34 años con educación superior debe rondar el 44%.
Esta última es la que Asempleo ve más viable que se consiga de cara a 2020, ya que en la actualidad la tasa española está en el 40%. Por otro lado, respecto al gasto en I+D, la organización ha puesto de relieve que en la actualidad está en el 1,2% del PIB y que el objetivo de Bruselas lo sitúa en el 2%.
Para Cruañas, estas cuatro cuestiones deberían formar "de alguna forma" parte de la estrategia integrada del país y que debe ir más allá de la estrategia española por el empleo.