Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arcelor propone a los sindicatos duplicar la producción en Sestao y llegar a las 30.000 toneladas al mes

La dirección de Arcelor ha propuesto a los sindicatos duplicar la producción en la ACB de Sestao (Vizcaya), pasando de las 15.000 toneladas al mes actuales a las 30.000 toneladas de acero mensuales en el primer trimestre de 2017. Esto conllevaría trabajar todos los fines de semana del mes, cuando actualmente se trabajan solo tres fines de semana mensuales.
Según han informado fuentes de la empresa a Europa Press, este aumento de la producción se debe negociar con el comité de empresa, ya que en la actualidad se llevan a cabo turnos de doce horas sábados y domingos, y se debería incorporar a varios trabajadores de la bolsa de trabajo actualmente afectados por un ERTE.
A partir del 6 de enero, dirección y sindicatos se volverán a reunir para debatir si se mantienen los turnos de 12 horas al día o se establecen tres turnos de ocho horas diarias. La pretensión de la empresa es poner en marcha la ampliación en el mes de febrero, ya que los nuevos trabajadores que se incorporen deberán ser formados previamente. "Es muy difícil que en enero se pueda poner en marcha", han preciado las citadas fuentes.
Arcelor está trasladando a la ACB el centro de I+D que estaba en Zamudio y se va a concentrar en Sestao la cartera de aceros especiales, visto que el plan industrial "tiene sentido y es rentable hasta cierto punto", han destacado desde la empresa, que espera que se puedan desarrollar nuevos aceros mediante el trabajo de I+D, "reafirmando la apuesta por la planta, que puede ser viable".
Trabajando tres fines de semana al mes con el vigente plan industrial la ACB ha obtenido una rentabilidad "positiva en el último trimestre", por lo que con el aumento de la producción se intenta aumentar la rentabilidad de las instalaciones.