Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel y Hollande dicen que el Eurogrupo del sábado será "decisivo" y "crucial"

Cumbre extraordinaria de la UE sobre GreciaReuters

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, han dicho que la próxima reunión de emergencia del Eurogrupo convocada para el sábado para tratar de desbloquear el rescate de Grecia --la cuarta en esta semana-- tendrá un carácter "decisivo" y "crucial".

"Esperamos que se pueda encontrar un acuerdo el sábado y hemos dejado claro que la reunión del Eurogrupo del sábado tendrá una importancia decisiva. Este tipo de lenguaje da una indicación de que el tiempo apremia y de lo duro que debe trabajar para tener éxito", ha dicho Merkel en rueda de prensa al término de la primera jornada del Consejo Europeo.
"No estoy en posición de decir hoy si lo lograremos, pero la voluntad política está ahí por parte de todo el mundo", ha agregado la canciller alemana. Merkel ha explicado que los líderes europeos están de acuerdo en dejar la negociación en manos de la troika y del Eurogrupo y ha asegurado que tiene plena confianza en su ministro de Economía, Wolfgang Schäuble.
"Considero que esta reunión del sábado es crucial porque estamos en vísperas del plazo. El 30 de junio las autoridades griegas tendrán que hacer frente a pagos (al Fondo Monetario Internacional). Es crucial también porque hay parlamentos que deben reunirse en caso de acuerdo", ha subrayado por su parte el presidente francés.
Hollande ha señalado que "desde hace varios días el acuerdo está a la vista pero todavía no se ha concluido". "Así que debemos hacer todo lo posible, y Francia se emplea en ello, para que pueda haber un acuerdo completo y sostenible", ha reclamado.
Los jefes de Estado y de Gobierno han discutido la situación en Grecia al principio del Consejo Europeo, tras escuchar un informe del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, sobre el bloqueo de las negociaciones. Los líderes han reiterado que su voluntad es que Grecia siga en la eurozona, pero en condiciones aceptables para todos.
Asimismo, los jefes de Estado y de Gobierno le han dicho a Tsipras que la negociación no puede concluirse a nivel político sino que Grecia debe cerrar el acuerdo con la troika y después debe obtener el aval del Eurogrupo. De hecho, el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha intervenido para decir que sólo habrá otra cumbre de la eurozona si no hay acuerdo y se rompe el diálogo, para debatir los siguientes pasos, según han informado fuentes europeas.