Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE "respetará" la decisión que adopte España sobre el rescate

Jose Manuel Durao Barroso y Herman Van Rompuycuatro.com

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha reiterado que corresponde exclusivamente a España decidir si pide el rescate para rebajar sus costes de financiación, pero ha agregado que la UE "respetará" la decisión que adopte el Gobierno de Mariano Rajoy. En la misma línea, la canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que España y Grecia están avanzando en la buena dirección en materia de reformas y ha resaltado que corresponde a Rajoy en solitario decidir si pide el rescate para reducir los costes de financiación de su economía.

"Es España la que debe decidirse. Pueden tomar una decisión y nosotros respetaremos esa decisión", ha dicho Herman Van Rompuy en rueda de prensa tras la cumbre social tripartita con el Ejecutivo Comunitario y el BCE.
El Gobierno español ha justificado en las últimas semanas sus dudas a la hora de pedir el rescate en la posibilidad de que algún país de la eurozona, como Alemania, pueda oponerse.
"La Comisión está preparada para actuar en caso de que haya una petición, pero como ha dicho el presidente del Consejo Europeo, corresponde exclusivamente a las autoridades españolas adoptar esa decisión", ha agregado el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso.
"No hemos recibido de España ninguna petición de asistencia financiera más allá del programa de recapitalización bancaria que se está aplicando y que va en la buena dirección", ha indicado. La primera revisión trimestral del rescate bancario a cargo de la troika, ha explicado, comenzó el 15 de octubre.
En todo caso, Barroso ha resaltado que "la eurozona tiene a su disposición una completa caja de herramientas para la estabilización del mercado a corto plazo". Y ha citado el mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) y el programa de compra de deuda anunciado por el Banco Central Europeo (BCE).
El presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho que la activación de este programa está sujeta a que un país pida ayuda al MEDE y se someta a "condiciones estrictas" en materia de política económica.
Rajoy informará en la cumbre de este jueves a los líderes europeos sobre la situación de la economía española, según ha desvelado Merkel en una comparecencia ante el Bundestag previa al Consejo Europeo.
"Es España en solitario la que debe decidir si necesita más asistencia del MEDE (mecanismo europeo de estabilidad). Lo he dejado claro en mis conversaciones con el presidente español una y otra vez", ha resaltado la canciller alemana en su discurso. Las condiciones de la nueva ayuda "están marcadas por las directrices", ha añadido.
Merkel ha asegurado que es consciente de los esfuerzos que se están pidiendo a los ciudadanos españoles y a los griegos, pero ha sostenido que ya se están viendo los primeros resultados en materia de reducción de costes laborales y recuperación de la producción. "Estos países están avanzando en la buena dirección", ha señalado, aunque ha dejado claro que todavía quedan muchas reformas por hacer.
La canciller alemana ha dicho al Bundestag que quiere que Grecia siga en el euro, aunque ha insistido en que el Gobierno de Atenas debe aplicar los ajustes acordados y ha dejado claro que habrá que esperar al veredicto de la troika antes de decidir sobre el pago del siguiente tramo del rescate de 31.500 millones de euros.
Retraso en la recapitalización directa
Una vez más, Merkel ha rebajado las expectativas de que la recapitalización directa de la banca a cargo del fondo de rescate de la UE que reclama España vaya a entrar en vigor rápidamente. La canciller respalda que la ley que dará nuevos poderes al Banco Central Europeo (BCE) para controlar todas las entidades, requisito previo a la recapitalización, se apruebe antes de final de año.
Pero considera que ello no es suficiente sino que se requiere una supervisión "eficaz" antes de que pueda iniciarse la recapitalización directa. "Lo digo claramente: la simple conclusión de la ley no es suficiente", ha dejado claro.
La canciller alemana ha reclamado además dar más poderes al comisario de Asuntos Económicos, cargo que ahora ocupa Olli Rehn, para que pueda vetar los presupuestos nacionales.
Finalmente, ha respaldado crear un presupuesto para la eurozona como nuevo elemento de solidaridad, y ha propuesto que se financie con la tasa a las transacciones financieras que van a poner en marcha 11 países, entre ellos España. No obstante, ha vuelto a rechazar la creación de eurobonos.
A juicio de Merkel, la cumbre que empieza este jueves no producirá soluciones definitivas a la crisis del euro ya que estos problemas "no pueden resolverse de la noche a la mañana".