Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) C&A plantea un ERE para 300 empleados y el cierre de 23 tiendas

La compañía asegura tener vocación de permanencia en España y abrirá nuevos establecimientos este año
C&A ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para unos 300 trabajadores, el 16% de la plantilla, y el cierre de 23 tiendas en España por causas económicas y otras cinco en Portugal, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.
En concreto, el proceso de reestructuración afectará a tiendas ubicadas en la Comunidad de Madrid (5), Galicia (3), Castilla y León (3), Cataluña (2), Andalucía (2), País Vasco (2) y Navarra, La Rioja, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha y Canarias, con un cierre en cada una de ellas.
Pese a este plan de reordenación, la compañía, que lleva más de 175 años de historia en Europa y 34 años en España, prevé nuevas aperturas para el presente ejercicio.
"C&A tiene firme vocación de permanencia en España, un mercado en el que está presente con éxito desde hace 34 años. Ello prueba nuestra firme apuesta por el mercado ibérico, y justamente porque esta es nuestra estrategia, estamos emprendiendo este plan de transformación y simplificación del negocio", ha subrayado el director general de C&A Iberia, Domingo Esteves.
Para ello, la firma ha diseñado un plan de transformación con el objetivo de construir una compañía "más fuerte, más sostenible y más competitiva" para continuar respondiendo a las necesidades e intereses actuales de sus clientes de forma "más ágil" en un mercado cada vez "más exigente y volátil".
Así, C&A simplificará su estructura corporativa y comercial, revisando y adaptando su red de tiendas, lo que conllevará el cierre de 23 tiendas con rentabilidad negativa en España y nuevas aperturas durante este año.
El ERE afectará a aquellas tiendas en las que vence el contrato de arrendamiento del local o que se ven afectadas por la situación económica que atraviesan, según han informado a Europa Press en fuentes sindicales.
Una vez iniciado el legalmente el procedimiento, Fetico ha asegurado que su objetivo es minimizar el impacto del mismo y establecer una negociaciación de buena fe que conduzca a la menor cantidad de plantilla afectada y a las mejores condiciones de salida de la compañía para los empleados que se vean afectados.
Según el sindicato, el cierre de tiendas provocará un reajuste en oficinas y en almacen.
"Iniciamos la negociación para lograr las mejores cantidades indemnizatorias; al menos la empresa no ha abierto este proceso con los mínimos legales, sino con la mano tendida a una negociación que no quisiéramos afrontar pero que debemos hacer", ha indicado el sindicato.
CIERRES PROGRESIVOS EN EL PLAZO DE UN AÑO.
En concreto, desde el sindicato han explicado a Europa Press que los cierres de las tiendas se materializarán progresivamente en el plazo de un año, teniendo en cuenta el vencimiento del alquiler, al tiempo que han señalado que una de sus propuestas es una indemnización de 40 días de salario por año trabajado, frente a los 25 días propuestos por la compañía.
A la indemnización por despido se suman otras propuestas del sindicato como la adscripción voluntaria al ERE, jubilaciones anticipadas, la contratación de una empresa de recolocación y el pago de primas de permanencia.