Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampliación) Bankinter gana 124,4 millones hasta marzo, un 18,7% más

Bankinter registró un beneficio neto de 124,4 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que supone un incremento del 18,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este jueves la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El banco ha destacado que arranca 2017 manteniendo la fortaleza de su negocio y la tendencia de crecimiento "rentable" observada en los pasados ejercicios, con los dos últimos años en beneficios récord.
La entidad ha precisado que los resultados del primer trimestre incluyen su actividad en Portugal, que no figuraba en el primer trimestre de 2016, pues fue el 1 de abril de 2016 cuando se hizo efectiva la operación de traspaso de todo el negocio adquirido a Barclays en ese país.
Así, sin tener en cuenta Portugal, el beneficio de Bankinter sería de 120,6 millones de euros hasta marzo, un 15,1% superior al del primer trimestre de 2016.
Por su parte, el beneficio antes de impuestos se situó en 171,6 millones de euros, un 16,3% superior, y sin tener en cuenta Portugal, alcanzó los 167,9 millones de euros, un 13,8% más.
El índice de morosidad cayó hasta 3,88% desde el 3,95% de hace un año, y ello pese a asumir las cifras de mora del negocio portugués. Excluyendo estas cifras, la mora se sitúa en un 3,47%, una ratio que es menos de la mitad que la media del sector.
En cuanto a la solvencia, Bankinter cerró el trimestre con una ratio de capital 'CET1 fully loaded' del 11,3%, y del 11,6% en el 'CET 1 phase in', muy por encima de las exigencias del BCE aplicables en 2017 para Bankinter, que son del 6,5%, las menores de la banca española.
El banco ha destacado que los resultados presentados siguen mostrando, pese al entorno, fortaleza en los márgenes, tanto incluyendo como excluyendo de la comparación los datos del negocio de Portugal.
Así, el margen de intereses de Bankinter alcanzó al cierre del trimestre los 257,7 millones de euros, un 17,1% más que hace un año, y , sin tener en cuenta Portugal, el aumento sería del 5,6%.
Asimismo, el margen bruto sumó, a 31 de marzo, 467,4 millones de euros, un 13,8% más que en el primer trimestre de 2016. Si se excluye Portugal, el crecimiento entre ambos epígrafes sería de un 5,5%.
En cuanto al margen de explotación, el banco concluyó el trimestre con 234,8 millones de euros, un 10,8% más que hace un año, y es que pese a asumir mayores costes que en el primer trimestre de 2016 (los relativos al negocio portugués que aún no estaba integrado y otros relacionados con la transformación digital), la diferencia entre ingresos y gastos es superior actualmente a la de hace un año, con lo que el ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones se sitúa en el 46,6%.
Asimismo, sin tener en cuenta el negocio de Portugal, el margen de explotación se incrementó en el año en un 4,6%.
Respecto al balance de Bankinter, los activos totales del Grupo, incluyendo el negocio portugués, cerraron el trimestre en 69.596 millones de euros, lo que supone un 13% más que en el primer trimestre de 2016.
En cuanto al total de la inversión crediticia a clientes alcanzó los 51.287 millones de euros, un 15,7% más que hace un año.
Los recursos controlados totalizaron 76.475,7 millones de euros, un 15,4% más que a marzo de 2016, destacando los recursos minoristas, 45.278,3 millones de euros, que crecieron un 24,3%, y los recursos gestionados fuera de balance (fondos de inversión, fondos de pensiones y gestión patrimonial), que lo hicieron en un 21,5% sobre marzo de 2016.
No obstante, sin tener en cuenta los datos de negocio de Portugal, ambos epígrafes -recursos e inversión crediticia- sostienen crecimientos "muy notables", según el banco.
Así, el total de la inversión crediticia a clientes -sin Portugal- alcanzó al 31 de marzo los 46.657,6 millones de euros, un 5,3% más que hace un año, lo que supone un crecimiento puramente orgánico en créditos de 2.337,6 millones de euros, cuando el sector ha reducido el volumen de crédito en un 2,9%.
En cuanto a los recursos minoristas sin contar Portugal, alcanzaron al cierre de este primer trimestre los 41.233,2 millones de euros, con un 13,2% de crecimiento en el año.