Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.2) El déficit comercial aumenta un 45,6% en el primer trimestre pese al récord de las exportaciones

El déficit comercial alcanzó los 7.199,3 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que supone un aumento del 45,6% respecto al mismo periodo del año anterior (4.943,5 millones), pese al nuevo récord registrado en exportaciones, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
Durante la rueda de prensa para analizar los datos de balanza comercial correspondientes al primer trimestre del año, la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, ha destacado que el sector exterior "sigue avanzando a muy buen ritmo" y las exportaciones están "a un ritmo bastante acelerado", con un "buen mes" en marzo y marcando nuevo récord.
Poncela ha destacado que las exportaciones crecen a un ritmo superior al previsto y que el récord de un alza superior al 5% para este año "se va a cumplir", así como la estimación de un superávit de balanza corriente del 2%.
Además, ha descartado que haya "ninguna correlación" en el conflicto de la estiba y espera que no tenga ningún impacto, si bien ha dicho esperar "a ver cómo avanza este asunto", por lo que ha apelado a la "responsabilidad de todos". "No le pongamos obstáculos a las importaciones para que todos nos podamos beneficiar de este crecimiento económico", ha remarcado.
Las exportaciones españolas de bienes crecieron un 14,1% entre enero y marzo, hasta los 69.741,5 millones de euros, mientras que las importaciones se incrementaron un 16,5% interanual, hasta los 76.940,8 millones de euros
En volumen, las exportaciones crecieron un 13,3% interanual, ya que sus precios aproximados por los índices de valor unitario subieron un 0,8%, y las importaciones se elevaron un 8% en comparación al mismo periodo de 2016, debido a que sus precios repuntaron un 7,9%.
De esta forma, la tasa de cobertura se situó en el 90,6%, lo que supone 1,9 puntos porcentuales menos que la registrada en el primer trimestre de 2016 (92,5% con datos provisionales).
El saldo no energético, por su parte, arrojó un déficit de 411,3 millones de euros, inferior al déficit de 987,4 millones de euros en el mismo periodo de 2016, mientras que el déficit energético se incrementó un 71,6%, hasta los 6.788 millones de euros, frente al déficit de 3.956,1 millones en el mismo periodo del año anterior.
LA EVOLUCIÓN DE LAS EXPORTACIONES
La secretaria de Estado de Comercio ha detallado que los insumos que explican el alza de las exportaciones son las inversiones "importantes" realizadas por las empresas en I+D para contar con bienes de equipo alineados con las nuevas tendencias y los nuevos requerimientos del sistema productivo, como las referidas a máquina herramienta que se fabrican pensando en la industria 4.0.
A esto se suma la incorporaciones de nuevos modelos en las plantas de producción españolas de cara a las exportaciones de vehículos y componentes de automóviles. Poncela ha hecho hincapié en que las exportaciones de bienes y servicios siguen mejorando su peso en el PIB, al pasar del 25% del total del PIB a un 33,1%, por lo que uno de cada cuatro trabajadores, en torno a 4,6 millones de empleados, está relacionado en España con el sector exterior.
"Las exportaciones van bien, tanto de mercancías como de servicios, ganando cuota de mercado mundial y estos datos nos hacen ver que el patrón de crecimiento de la economía es más equilibrado que antes de la crisis. El sector exterior se consolida como motor de crecimiento y sigue yendo a buen ritmo y se ha debido al enorme esfuerzo de agentes del sistema (empresas, trabajadores y Gobierno), sobre todo en saneamiento de economía y en la aplicación reformas estructurales", ha subrayado.
No obstante, Poncela ha apuntado que el buen ritmo de las exportaciones irá convergiendo hacia las tasas de crecimiento de la UE, ya que sería lo "lógico" y "normal" al haber un ciclo económico "común", por lo que la economía española se alineará en materia de competitividad con el resto de países de la UE.
POR SECTORES
Los principales sectores en términos de peso sobre las exportaciones totales en el periodo fueron bienes de equipo, con un 19,2% del total y un repunte del 10,5%; sector automóvil, 17,6% del total y alza del 8,2%; alimentación, bebidas y tabaco, 17,2% del total y aumento del 14,1%, y productos químicos, 14,3% del total y subida del 11,7%.
Los sectores que más contribuyeron al crecimiento de las exportaciones en el periodo (+14,1%) fueron productos energéticos (2,9 puntos), alimentación, bebidas y tabaco (2,4 puntos), bienes de equipo (2,1 puntos) y productos químicos (1,7%), mientras que la contribución negativa del sector de otras mercancías (-0,1 puntos).
De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), España mejora su cuota de mercado, al pasar del 1,7% al 1,8%, mejorando así dos posiciones y situándose decimosexto como país más importador del mundo, ha remarcado Poncela. Asimismo, las exportaciones de servicios también mejora al pasar cuota de 2,5% del comercio mundial de servicios al 2,7%.
POR ZONAS Y PAÍSES
Las exportaciones dirigidas a la UE en el primer trimestre representaron el 67,1% del total y se incrementaron un 13,1%, mientras que las de la zona euro supusieron el 52,4% del total, un 13,6% más, y el resto de destinos el 32,9% del total, un 16,3% más.
Por comunidades autónomas, la comunicad que registró un mayor aumento fue Islas Baleares (+133,7%), seguida por Canarias (+38,3%) y Murcia (+31,1%), y ninguna región disminuyó sus exportaciones. La mayor contribución a nivel nacional corresponde a Cataluña, con un 25,3% del total y un alza del 13,6%, seguida de Andalucía, con un 11,5% del total, un 27,4% más.
La secretaria de Estado ha destacado que las exportaciones españolas aumentaron un 14,1% en el periodo, mayor que los incrementos de la zona euro (+9,5%) y la UE (+9,7%), EEUU (+7,3%), China (+4,2%) y Japón (8,5%), lo que demuestra no obstante que el comercio mundial "crece".