Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.2) OHL reduce un 66,5% su beneficio trimestral

Los proyectos de construcción fallidos restan 38 millones de caja
OHL obtuvo un beneficio neto de 8,3 millones de euros en el primer trimestre, un 66,5% menos, afectado por el tipo de cambio de divisas, el descenso del negocio de construcción y los extraordinarios registrados un año antes por ventas de activos.
Los resultados del grupo que preside Juan Villar-Mir presentarían una ganancia de 19,9 millones y cuadruplicarían a los del ejercicio anterior en caso de excluir el impacto de las desinversiones. En el supuesto de restar el impacto de las divisas, el beneficio se situaría en 15,4 millones
La cifra de negocio de OHL cayó no obstante un 7,3% entre enero y marzo, hasta los 886,8 millones de euros, lastrada por los descensos en el área de construcción. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, crece un 22,7%, hasta los 324 millones, gracias al negocio de concesiones.
En el capítulo financiero, al cierre del primer trimestre, la compañía presenta un endeudamiento neto de 3.332,4 millones de euros, un 14,5% superior al del cierre de 2016.
El pasivo con recurso al grupo se situaba en 993,2 millones, lo que supone un incremento del 32,7%, y representa el 29% de la deuda total.
OHL indica que esta deuda con recurso a la matriz se rebaja hasta 788 millones una vez que ya en el mes de abril cobró las ventas de parte del proyecto Canalejas de Madrid y el complejo turístico 'Mayakobá' de México. No obstante, este importe también arroja un aumento sobre el de 748 millones de cierre de 2016.
En el plano operativo, la compañía, que acaba de lanzar un nuevo plan estratégico de negocio a 2020 con el fin de seguir recortando su deuda y reflotar el negocio constructor, obtuvo del exterior el 77,3% de sus ingresos, frente al 80,4% de un año antes.
Norteamérica constituye el primer mercado de la compañía, dado que Estados Unidos y Canadá generan el 33,1% de la facturación total, y México otro 18,3%. España supone un 22,7%.
DESCENSO EN CONSTRUCCIÓN.
Por áreas de negocio, el de construcción cayó un 11,7% en el primer trimestre, hasta facturar 623,6 millones, y contrajo un 74,5% su aportación al Ebitda, hasta 9,4 millones, descensos que el grupo achaca a la conclusión de importantes proyectos.
En cuanto a la cartera de contratos internacionales fallidos, los denominados 'legacy project', restaron 38 millones a la caja de la compañía.
A cierre de marzo, OHL contaba con una cartera de contratos pendientes de acometer por valor de 6.424 millones de euros, de los que un 85% se sitúan en el exterior.
Por contra, el negocio de concesiones creció un 11%, porcentaje que se elevaría al 13,5% en caso de descontar el impacto de los tipos de cambio. De esta forma, aportó ingresos de 112,8 millones y disparó un 43% su generación de Ebitda, hasta los 317 millones.
El negocio de construcción industrial, actualmente objeto de un ajuste y reestructuración, descendió un 8,1%, hasta 58,2 millones, y restó 12,8 millones al Ebitda, mientras que, de su lado, la actividad de servicios creció un 14,7%, hasta 51,4 millones.