Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La tasa de paro juvenil baja hasta el 41,6% y el paro de larga duración cae un 3,9%

El número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 22.100 personas en el primer trimestre del año, un 3,6% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 591.800 al finalizar marzo.
La tasa de paro juvenil se situó así en el 41,6% a cierre del primer trimestre, tasa 1,3 puntos inferior a la del trimestre anterior (46,9%) y casi cinco puntos por debajo de la de hace un año (46,49%).
Por su parte, el número de activos menores de 25 años se redujo en 9.900 personas en el primer trimestre (-0,7%), según datos extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Entre enero y marzo, el paro bajó tanto entre los jóvenes de 20 a 24 años (-19.100 desempleados), como entre los de 16 a 19 años (-3.000), con caídas porcentuales del 4% y del 2,2%, respectivamente.
El paro también bajó en el primer trimestre entre los mayores de 55 años, con 13.900 desempleados menos (-2,4%), pero subió entre los de 25 a 54 años (+53.300, +1,7%).
En el último año, el número de jóvenes en paro menores de 25 años ha descendido en 78.300 desempleados, lo que supone un 11,7% menos que en el primer trimestre de 2016, concentrándose la caída en los jóvenes de 20 a 24 años (-69.200 desempleados). Los de 16 a 19 años han reducido el paro en 9.100 personas desde el primer trimestre de 2016 (-6,3%).
No obstante, el mayor retroceso anual del desempleo se lo anota el grupo de 25 a 54 años, con 416.000 parados menos (-11,8%). Le siguen los de 20 a 24 años (-69.200), los mayores de 55 años (-42.100) y los jóvenes de 16 a 19 años (-9.100).
LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO SE CONCENTRA ENTRE LOS 25 Y LOS 49 AÑOS
De los 4,25 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 13,9% son jóvenes menores de 25 años y casi el 44%, son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).
El número de parados de larga duración se redujo en 75.800 personas en el primer trimestre, un 3,9% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.870.900 personas. En el último año, los parados de larga duración han descendido en 391.100 personas (-17,3%).
Analizando la caída de la ocupación del primer trimestre por franjas de edad, el mayor recorte en términos absolutos fue para el grupo de 35 a 39 años, colectivo que destruyó 36.100 empleos (-1,3%), seguido de los de 25 a 29 años (-30.800); 45 a 49 años (-29.200), 30 a 34 años (-11.300) y 16 a 19 años (-2.400).
Por el contrario, los mayores de 55 años lograron 38.600 empleos en el primer trimestre (+1,3%), en tanto que los jóvenes de 20 a 24 años se hicieron con 14.800 puestos de trabajo (+2%) y los de 50 a 54 años sumaron 6.100 ocupados más (+0,2%).
En el último año, sólo se ha destruido empleo entre las personas de 30 a 34 años (-62.600) y de 35 a 39 años (-41.600) y se ha creado empleo en todas las demás franjas, especialmente entre los mayores de 55 años (+152.300 empleos). Los jóvenes de 20 a 24 años han incrementado su ocupación en 43.700 personas (+6,3%) en los últimos doce meses, y los de 16 a 19 años en 14.100 (+17,5%).