Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) La negociación entre banca y sindicatos por las horas extra termina sin acuerdo

La negociación entre las patronales bancarias AEB y Ceca y los sindicatos del sector financiero, que comenzó el pasado mes de enero, ha finalizado este jueves sin acuerdo, según han confirmado a Europa Press ambas partes.
Tanto UGT como CCOO han lamentado la falta de acuerdo respecto a la propuesta de los sindicatos de que las empresas lleven un registro de la jornada de sus plantillas con el objetivo de contabilizar las horas extras que realizan los empleados.
CCOO considera que la "falta de voluntad" negociadora para "adquirir cualquier mínimo compromiso en firme para erradicar las prolongaciones de jornada" por parte de las patronales de banca y cajas ha sido "la puntilla" de la negociación.
Durante el transcurso de la negociación, que se ha alargado en los últimos cuatro meses, el Tribunal Supremo dictaminó en dos ocasiones la no necesidad de que las empresas (concretamente, Bankia y Abanca) realicen un registro de las jornadas de sus empleados para contabilizar las horas extra.
En este sentido, UGT considera que es un "contrasentido" que el estatuto señale la necesidad de controlar las horas extraordinarias, pero no las ordinarias. Ambos sindicatos han explicado su intención de elaborar una propuesta de ley para modificar o aclarar este estatuto, para lo cual el primer paso es ponerse en contacto con los diferentes grupos políticos.
Por su parte, fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) han manifestado que en este momento es "complicado" alcanzar un acuerdo respecto a este tema, a pesar de las "buenas intenciones" de ambas partes.
Por otra parte, desde Ceca exponen que su intención era llegar a un acuerdo de medidas tendentes a la no realización de horas extra y de buenas prácticas para la conciliación de la vida familiar y profesional.
PROPUESTA DE BUENAS PRÁCTICAS
Los representantes de los trabajadores habían propuesto a ambas patronales un documento sobre "buenas prácticas" en esta materia, según han señalado fuentes sindicales. Entre las medidas propuestas se encontraba la no convocatoria de reuniones fuera de la jornada ordinaria, salvo excepciones justificadas y siempre con carácter voluntario.
También se proponía que las actividades como cursos presenciales, reuniones o presentaciones tuvieran lugar durante la jornada ordinaria y se convocaran por escrito, con indicación expresa de la voluntariedad en cuanto a su asistencia y con horario de inicio y finalización de las mismas.
Así, estas actividades no podrían realizarse en días o tardes no laborales o festivos, en vísperas de días no laborables o festivos, durante los días de jornadas reducidas por fiesta mayor, en el mes de agosto o, al menos, durante el periodo en el que la jornada ordinaria de convenio sea en horario continuo de 8.00 horas a 15.00 horas.
Además, los sindicatos proponían que el contacto a través del teléfono, el correo electrónico o mensajería de cualquier tipo para "asuntos que no puedan esperar al principio de la jornada laboral del día siguiente" se redujera al "mínimo imprescindible" y "en ningún caso" incluyera mandatos, exigencias o requerimientos para realizar actividades laborales fuera de la jornada. En general, los sindicatos proponían el respeto al derecho a la desconexión de los trabajadores.