Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Los depósitos de hogares y empresas crecieron en 15.200 millones (+1,5%) en marzo

Los depósitos de hogares y empresas residentes en España se elevaron en 15.200 millones de euros en el mes de marzo o, lo que es lo mismo, un 1,5% más, hasta los 994.800 millones de euros, según los datos provisionales publicados este viernes por el Banco de España.
Los depósitos de hogares se situaron en 767.000 millones de euros, un 0,18% más que el mes anterior, mientras que los depósitos de las sociedades no financieras alcanzaron los 227.800 millones, 13.800 millones de euros más que en febrero.
El términos interanuales, los depósitos de empresas han crecido un 12,8% y los depósitos de hogares se han elevado un 1,37%.
Los depósitos han repuntado este mes de marzo después de dos meses estancados. Los bajos tipos de interés y las cada vez más bajas rentabilidades que las entidades financieras ofrecen por estos productos son dos de las razones por las que los depósitos no consiguieron despegar a comienzos del ejercicio.
Según los datos del organismo que encabeza Luis María Linde, los depósitos del total de los residentes en España se situaron en 1,397 billones, frente a los 1,386 billones del mes anterior.
El importe de residentes en España más los que están en el extranjero alcanzó los 1,434 billones, 0,57% más que en febrero.
El portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, ha señalado que a finales del año pasado los depósitos en las entidades de crédito suponían el 38% del total de los activos financieros de las familias, teniendo en cuenta los datos del Banco de España.
"Al final, se refleja la elevada confianza y seguridad que siente el cliente por su banco y el esfuerzo de las entidades de crédito españolas por no repercutir a las familias el anómalo escenario de los tipos de interés negativo en el depósito", ha apuntado.