Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El déficit público se sitúa en el 2,68% del PIB hasta octubre, lejos aún del 4,6% para todo el año

El déficit del Estado hasta noviembre se sitúa en el 2,36% del PIB y ya supera el objetivo del 2,2% para el conjunto de 2016
El déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluidas las corporaciones locales, alcanzó los 29.912 millones de euros hasta octubre, lo que supone el 2,68% del PIB, un 15,4% menos que en el mismo periodo del año anterior y todavía lejos del objetivo del 4,6% para el conjunto del año, según datos del Ministerio de Hacienda.
Por su parte, el déficit del Estado hasta el mes de noviembre se ha situado en 26.413 millones de euros, cifra que representa un incremento del 3,7% respecto al mismo periodo del año anterior, y en porcentaje del PIB se sitúa en el 2,36%, apenas 0,01 puntos porcentuales menos que en igual periodo de un año antes. La cifra del déficit de la Administración Central se coloca ya por encima del objetivo del 2,2% para todo el ejercicio.
El Ministerio de Hacienda ha publicado también el dato del déficit público hasta el mes de septiembre, en este caso incluyendo ya a las corporaciones locales. Así, en los nueve primeros meses del año el déficit alcanzó el 2,59% del PIB, hasta los 28.947 millones de euros, lo que supone una reducción interanual del 10,6% y una caída del 9% respecto al déficit del segundo trimestre de 2016.
En cuanto al déficit público hasta el mes de octubre, que se ha situado en el 2,68% del PIB, Hacienda aclara que si se incluyen las ayudas financieras (2.254 millones de euros en 2016), el déficit en los diez primeros meses del año se sitúa en el 2,88% del PIB, con un descenso del 10,2% interanual.
Por niveles de la administración, el déficit de la Administración Central (excluida la ayuda financiera) se situó en octubre en el 1,77% del PIB, frente al 1,83% de octubre de 2015, mientras que las comunidades autónomas redujeron su déficit más de un 70% interanual, hasta los 3.726 millones de euros, equivalente al 0,33% del PIB y muy por debajo del 0,7% del objetivo para este año. En igual periodo de 2015 las comunidades registraron un déficit de 13.175 millones de euros, cuatro veces más.
LAS CCAA REDUCEN SU DÉFICIT UN 70%.
Hacienda precisa que esta reducción tan importante del déficit autonómico se debe, principalmente, a la liquidación definitiva de 2014, con un saldo a favor de las comunidades autónomas de 7.668 millones de euros, frente a la liquidación definitiva de 2013 que, aunque también resultó a favor de las mismas, lo fue por un importe de 1.750 millones.
Respecto al déficit del Estado hasta noviembre, que se situó en el 2,36% del PIB, por encima del objetivo del 2,2% para todo el año a falta de conocer sólo la ejecución del mes de diciembre, el departamento de Cristóbal Montoro indica que esta evolución se explica por una caída de los ingresos por impuestos en noviembre como consecuencia del alza del 38,6% de las devoluciones solicitadas.
El resultado del déficit del Estado en los once primeros meses del año se debe a unos ingresos no financieros que ascendieron a 159.121 millones de euros, lo que supone una caída del 2,5% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que los gastos no financieros cayeron un 1,7%, hasta los 185.534 millones de euros.
SE MANTIENE IRPF Y SUBE SOCIEDADES.
Por impuestos directos, la recaudación del IRPF se ha mantenido prácticamente estable hasta noviembre con respecto al mismo periodo de 2015, hasta los 67.813 millones de euros (-0,2%), mientras que los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades han alcanzado los 18.530 millones de euros, un 10,1% más interanual, crecimiento inferior en dos puntos respecto al experimentado en octubre, como consecuencia del elevado aumento de las devoluciones, que han pasado de 537 millones en 2015 a 1.191 millones en 2016.
Con todo, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades aumenta a un ritmo importante por segundo mes consecutivo como consecuencia del aumento del tipo mínimo de los pagos fraccionados, que ha originado un incremento del 43,4% del segundo pago a cuenta.
Por el lado de los impuestos indirectos, la recaudación total por estos tributos alcanzó los 81.112 millones de euros, un 4,1% más que en igual periodo de 2015. Los ingresos por IVA sumaron 59.753 millones, con un aumento del 4,3%, que en términos homogéneos se sitúa en el 3,4%, mientras que por impuestos especiales el Estado ingresó hasta noviembre 18.208 millones, con un aumento del 3,1%.
CAEN LOS GASTOS DE PERSONAL.
Por el lado de los gastos, los pagos en el capítulo de gastos de personal, con 14.087 millones, disminuyen un 2,1% respecto a 2015. Los sueldos y salarios, con un volumen de 11.830 millones, se reducen un 2,9% debido en parte a que en 2015 se incluyen pagos de ejercicios cerrados por importe de 320 millones.
De su lado, los pagos en el capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios han aumentado un 0,2% hasta los 2.784 millones, debido principalmente al incremento registrado en el programa de contratación centralizada de servicios, cuyos pagos han pasado de 47 millones en 2015 a 142 millones en 2016.
Las transferencias corrientes, por su parte, han sido de 76.399 millones, un 7% inferiores a las de 2015. Esta disminución se debe principalmente a las transferencias realizadas al SEPE, que han pasado de 8.070 millones en 2015 a 1.079 millones en 2016, debido, por una parte, a que el crédito disponible en el presupuesto para esta transferencia se ha reducido un 63,5% respecto al del año anterior y, por otra, a un retraso en la ejecución presupuestaria, ya que hasta noviembre se han pagado 6 mensualidades menos que en 2015.
Por último, las transferencias de capital se reducen un 23,1% hasta noviembre, fundamentalmente por las destinadas a la CNMC para financiar los costes del sector eléctrico, que han disminuido un 34,5%, desde 4.382 millones en 2015 a los 2.872 millones en 2016.