Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El cemento dispara al 12% su previsión de crecimiento por el tirón de la vivienda

Augura que 2017 será el mejor ejercicio del último lustro
Los fabricantes de cemento han revisado al alza su previsión de crecimiento para este año, de forma que la han disparado hasta el 12% desde el 1% inicialmente estimado, gracias a la recuperación que muestra el sector de construcción de viviendas, según informó el vicepresidente de la patronal Oficemen, Isidoro Miranda.
La industria cementera confía así en que 2017 se convierta en el mejor ejercicio del último lustro, dado que cerrará con una demanda de unos 12,4 millones de toneladas.
La recuperación que presenta el sector de la construcción de viviendas en España es el factor que está tirando del consumo de cemento. De hecho, en la actualidad, la promoción residencial copa el 26% de la demanda de este material de construcción, frente al 20% de un año antes.
Oficemen ha elevado su previsión anual ante los datos del cierre de los cinco primeros meses, periodo en el que el consumo de cemento creció un 10,8%, tras dispararse un 15,3% en el mes de mayo.
Así, la industria cementera espera cerrar 2017 de nuevo en positivo, tras la caída del 3,1% que se anotó en 2016 por el parón de la obra pública, con la que rompió dos ejercicios consecutivos al alza.
No obstante, a pesar de que "las cosas van mejor", el sector "no ha salido de la crisis", según el vicepresidente de Oficemen. En este punto, señaló que el consumo de 12,4 millones de toneladas esperado para este año, aunque supone un máximo de los últimos ejercicios, es la mitad respecto a la media de 25 millones de toneladas de cemento consumidas anualmente en España en los últimos cincuenta años.
En la misma línea, subrayó la "volatilidad e inestabilidad" que la demanda de cemento presenta en su evolución mensual, que la patronal atribuye a la falta del "crecimiento sostenible" que aporta a esta industria la construcción de infraestructuras.
La obra civil, primer sector en cuanto a demanda de cemento, que tradicionalmente copa alrededor del 60% de este material de construcción, acaparó el 52% del consumo en el primer trimestre del año.
No obstante, el reinicio de algunos proyectos que estaban parados y la previsión de un eventual repunte de la inversión en obra pública en próximos ejercicios llevan a Oficemen a augurar que la obra civil acabe 'ayudando' a la vivienda a tirar de la industria cementera.
MANTENIMIENTO Y COSTE DE LA LUZ.
En este sentido, el vicepresidente de Oficemen "llamó a la responsabilidad de todas las Administraciones Públicas" respecto a la necesidad de mantenimiento que considera presentan todo tipo de infraestructuras, desde las presas hasta las carreteras, con el consiguiente aumento de la siniestralidad.
"Estamos en mínimos de la historia reciente de la obra civil", subrayó de su lado el director general de la patronal cementera, Aniceto Zaragoza. "Llamamos a la responsabilidad al Gobierno y resto de Administraciones ante el hecho de que el mantenimiento está actualmente por debajo del nivel óptimo", alertó.
De igual forma, Oficemen volvió lamentar el descenso registrado en la exportación de cemento, caída que achaca a la merma de competitividad que genera en los fabricantes instalados en España el alto precio de la electricidad, dado que constituye el 30% del total de costes del sector.