Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El 69,3% del capital de Iberdrola opta por el dividendo en acciones

La compañía ampliará capital en un 1,53% para responder a las solicitudes de nuevos títulos
El 69,3% del capital social de Iberdrola se ha decantado por recibir el dividendo en acciones de la empresa como parte del último reparto de beneficios entre los accionistas, que se ha articulado a través de un mecanismo flexible en el que existe la opción de recibir títulos o efectivo.
En una nota, Iberdrola explica que este porcentaje es una muestra de que los accionistas continúan mostrando su confianza en la gestión desarrollada por el equipo directivo de la compañía y en la evolución de su cotización, que se he consolidado como una de las principales utilities del mundo por capitalización bursátil.
Como consecuencia de este volumen de peticiones, la empresa ampliará su capital en un 1,539%. El reparto de este dividendo flexible se realiza con motivo del que habría sido el dividendo a cuenta con cargo a los resultados del ejercicio 2016.
Como parte de la ampliación, Iberdrola emitirá 97,9 millones de nuevas acciones. Está previsto que estos nuevos títulos comiencen a contratarse de forma ordinaria el miércoles, 1 de febrero de 2017.
En una nota remitida a la CNMV, la empresa explica que, una vez finalizado el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita, el importe bruto que dedicará a retribuir a los accionistas que han elegido la modalidad en efectivo ascenderá a 264 millones de euros.
Los accionistas que han preferido acogerse al compromiso de compra asumido por Iberdrola reciben 0,135 euros brutos por acción. Este importe supone un incremento del dividendo del 8% por ciento con respecto al importe mínimo comprometido en enero de 2016, que fue de 0,125 euros brutos por título.
Mediante el programa de dividendo flexible, los accionistas pueden elegir entre recibir títulos del grupo de forma gratuita y sin retención fiscal o recibir su retribución en efectivo, bien vendiendo sus derechos de asignación al precio fijo comprometido por Iberdrola o bien vendiéndolos en el mercado.
Las tres opciones que ofrece 'Iberdrola Dividendo Flexible', que son recibir nuevas acciones, vender los derechos de asignación a la compañía o venderlos en el mercado, no son excluyentes, por lo que el accionista puede elegir una de las alternativas o combinarlas de acuerdo con sus preferencias.
Esta edición de 'Iberdrola Dividendo Flexible'se completará con la remuneración complementaria con cargo a 2016 y que deberá aprobar la próxima junta general de accionistas, para que se haga efectiva el próximo mes de julio. Iberdrola avanza de esta forma en su compromiso de incrementar la remuneración anual de sus accionistas en línea con la evolución de sus resultados.