Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Tubacex ganó 3,3 millones hasta septiembre, un 76,4% menos

Tubacex registró un beneficio neto de 3,3 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 76,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, en el que ganó 14,1 millones.
Según ha destacado este martes la compañía, el aumento de cuota de mercado en productos 'premium', de alto valor añadido, le permite "soportar la crisis" en una "crisis sin precedentes" en el sector del Oil&Gas.
Las ventas de la firma vasca en los nueve primeros meses del año ascendieron a 366,2 millones de euros, lo que representa un 11,7% menos que en el mismo periodo de 2015, en un entorno de crisis global que afecta especialmente al sector del petróleo. El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 30,4 millones de euros, un 27,2% inferior.
Sin embargo, el Ebitda del tercer trimestre creció un 29,6% hasta situarse en los 10,5 millones de euros, lo que supone el tercer trimestre consecutivo de mejora de margen. Solo el margen Ebitda del tercer trimestre se situó en 10,1%, el más alto del último año.
El consejero delegado del grupo, Jesús Esmorís, ha explicado Tubacex trabaja "en tres vías fundamentales", la mejora del 'mix' de producto, las mejoras operacionales y de gestión, y el ajuste de costes al nuevo nivel de ventas, que se encuentran un 30% por debajo del mercado antes de la crisis".
Según los responsables de la compaía, la situación del sector "no muestra síntomas de recuperación a corto plazo", y en el último año, las grandes petroleras han "recortado de manera drástica" las inversiones para amortiguar el impacto, centrando sus esfuerzos en conseguir que sus operaciones ganen en eficiencia.
Precisamente, la paralización de inversiones ha afectado negativamente en fabricantes como Tubacex, "que podrían sufrir las consecuencias en los próximos dos o tres años, a pesar de la estabilidad que comienzan a mostrar el precio de las materias primas y petróleo", según han reconocido desde la compañía vasca.
"POSICIÓN FINANCIERA SÓLIDA"
La firma alavesa ha destacado, no obstante, que continúa teniendo una posición financiera "sólida" que le permitiría hacer frente a las necesidades financieras de los próximos 3 o 4 años "incluso en el peor de los escenarios".
En este sentido, ha apuntado que su ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda se sitúa en 5,9x "de manera coyuntural" como consecuencia de la adquisición el año pasado de dos compañías "estratégicas" en Italia e India. A pesar de ello, Tubacex mantiene su previsión de reducir este ratio hasta situarlo en el objetivo estratégico de 3x en el ejercicio 2017.
"Estamos acelerando nuestras inversiones estratégicas porque creemos en el potencial de crecimiento futuro de nuestros resultados", ha señalado Esmorís.
Como ejemplo, ha citado el acuerdo para la creación de una 'joint venture' firmado recientemente con la compañía japonesa Awaji Materia para la fabricación de componentes especiales en acero inoxidable en su fábrica de Tailandia.
Las previsiones del grupo para el último trimestre del año son parecidas a las del tercer trimestre, "caracterizado por una mejora del 'mix' facturado gracias a los pedidos 'premium' captados, pero con poco volumen y presión en precios en el resto de productos", según Esmorís. "Nuestro objetivo sigue siendo cerrar el ejercicio con generación de caja positiva", ha concluido.