Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Telefónica deberá compensar a algunos competidores por el alquiler de sus canales de pago de fútbol

La compañía recurrirá la resolución de la CNMC ante la Audiencia Nacional y solicitará su inmediata suspensión cautelar
Telefónica deberá compensar a algunos de sus competidores al haberles cobrado de más por el alquiler de sus canales de televisión de pago de fútbol, según ha resuelto la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
En concreto, la operadora tendrá que compensar a Vodafone, Telecable y Total Channel por desajustes en los importes que han pagado en concepto de coste mínimo garantizado por la distribución mayorista de los canales de fútbol Canal+ Liga y Canal+ Partidazo en la temporada 2015-2016.
La CNMC ha dictado esta resolución como parte de la vigilancia que lleva a cabo para comprobar si Telefónica está cumpliendo con los compromisos que tiene impuestos a raíz de su adquisición de la plataforma de televisión de pago DTS en 2015.
Asimismo, fruto de este análisis, la CNMC ha resuelto que Telefónica podrá reclamar a Orange y Open Cable, al haberles cobrado de menos por el coste mínimo garantizado de Canal+ Liga y Canal+ Partidazo en la temporada 2015-2016, conforme a los criterios de los compromisos de la concentración de Telefónica con DTS.
"Telefónica deberá compensar inmediatamente a los operadores a los que hubiese cobrado de más por dicho concepto. Asimismo, la CNMC reconoce el derecho que tiene Telefónica a reclamar el pago de las cantidades adicionales a los operadores a los que hubiese cobrado de menos por ese coste mínimo garantizado", explica.
En este contexto, avala que Telefónica y Total Channel lleguen a un acuerdo bilateral específico entre ambos, ya que ese operador no ha explotado efectivamente los canales de fútbol de la oferta mayorista de Telefónica, siempre que este acuerdo no suponga un perjuicio, directo o indirecto, para el resto de operadores.
TELEFÓNICA RECURRIRÁ
Por su parte, Telefónica ha anunciado que recurrirá esta resolución de la CNMC ante la Audiencia Nacional por considerarla "no ajustada a derecho", al mismo tiempo que solicitará también su "inmediata suspensión cautelar".
La compañía señala que la CNMC ha recalculado las cantidades debidas a Telefónica por los operadores que contrataron los canales de TV Abono Fútbol y Abono Fútbol 1 "con una valoración económica errónea", que además "no se ajusta a la realidad de los costes" que la compañía asumió cuando adquirió los derechos de La Liga para la temporada 2015-2016.
"La CNMC establece que el importe de los costes a repartir entre los operadores es inferior al aplicado en los contratos de licencia de los canales, lo que supone, en la práctica, negar a Telefónica el derecho a recibir un reparto equitativo y proporcionado del coste de adquisición del fútbol", afirma.
CONDICIONES PARA LA COMPRA DE DTS
El regulador recuerda que el 22 de abril de 2015 autorizó la operación de concentración de Telefónica y DTS, pero condicionada a que la operadora cumpliera determinados compromisos relativos al mercado de la televisión de pago, la comercialización mayorista de contenidos y de canales, y al acceso a su red de Internet.
En el caso de los canales de pago, Telefónica debe contar con una oferta mayorista para que sus competidores puedan acceder a sus canales de televisión de pago con contenidos 'premium' (películas de estreno, competiciones deportivas nacionales e internacionales, etc.), y comercializarlos mediante sus propias plataformas de televisión de pago.
Para calcular el precio de esa oferta (mayorista), Telefónica tiene en cuenta varios elementos, entre ellos el "coste mínimo garantizado", un coste fijo que deben pagar todos los operadores y con el que se cubre el riesgo que asume Telefónica al adquirir derechos de emisión exclusiva en España de Fútbol, Fórmula 1 o Moto GP, además de otros costes de producción de los eventos deportivos[.