Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) De la Serna cree que "no hay razón para la huelga, y sí para el diálogo" en los puertos

Llama a los sindicatos a la "sensatez, la mesura y el sentido común"
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha manifestado su esperanza en que se desconvoque el calendario de paros convocado en los puertos por los sindicatos de estibadores en contra de la aprobación del Decreto Ley de reforma del sector, al considerar que "no hay razones para la huelga, sino para el diálogo en los puertos".
De la Serna llamó así a los estibadores a la sensatez, la mesura y el sentido común" y a que apuesten por la "negociación y no a la presión" ante las huelgas programadas, que arrancan el próximo 24 de mayo y se extienden durante tres semanas.
"Pido sensatez, mesura y sentido común, desde el respeto al derecho a la huelga, porque el Decreto Ley de reforma del sector y el Real Decreto que lo acompaña ponen las bases suficientes y adecuadas para alcanzar acuerdos y garantizar la estabilidad en los puertos", indicó el ministro en su intervención en el debate en el Congreso para convalidar la reforma.
"Es la hora del diálogo y no de la presión", añadió De la Serna, al considerar que el Decreto Ley "incluye medidas y estímulos como no se han articulado en ningún otro sector para lograr acuerdos". "Tiene todas las facilidades del mundo para llegar a un acuerdo", insistió.
En este sentido remarcó el hecho de que el Decreto Ley recoge en una disposición final el compromiso del Gobierno de desarrollar el mencionado Real Decreto que recoge el "producto final" de la negociación que sindicatos y patronal de la estiba mantuvieron los pasados meses de febrero y marzo.
En su intervención en la Cámara Baja, De la Serna recordó que este texto incluye medidas de garantía del empleo, iniciativas para mejorar la competitividad de los puertos y las ayudas públicas de 120 millones para contribuir a la reconversión del sector.
"Toca ahora que se sienten a trabajar porque tienen estímulos para la negociación como nunca otra norma o sector ha tenido", subrayó, para después remarcar la posibilidad de negociar convenios a escala de cada puerto que incluye el nuevo Decreto Ley.
"Lo otro, lo contrario a la negociación, ya lo conocemos", indicó el ministro en relación al impacto de los anuncios de huelgas en los puertos, para recordar las pérdidas que, según asegura, produjeron los anuncios de huelga anteriores, por el desvió de tránsitos a otros puertos europeos y africanos.