Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl) Saracho cobrará una retribución fija de 1,28 millones tras asumir su cargo como presidente del Popular

Emilio Saracho cobrará una retribución fija de 1,28 millones de euros tras asumir su cargo como presidente de Banco Popular en sustitución de Ángel Ron el próximo 20 de febrero, una vez se celebre la junta extraordinaria de accionistas convocada para ese día.
En concreto, el consejo de administración de la entidad, a propuesta de la Comisión de Retribuciones, ha acordado que Saracho perciba dicha retribución fija de casi 1,3 millones de euros desde el próximo 20 de febrero al 31 de diciembre de 2017, a la que se sumarán las retribuciones en especie y variables destinadas a los consejeros ejecutivos.
De haber comenzado su andadura en Popular a comienzos de enero, la retribución anual fija de Saracho habría sido de 1,5 millones de euros, una cantidad algo superior a los 1,22 millones de euros que percibió Ángel Ron en 2015, último ejercicio del que consta informe de retribuciones.
Por su parte, Ángel Ron percibirá una retribución fija de 152.778 euros correspondiente al periodo comprendido entre el 1 de enero y el 20 de febrero, fecha en la que será sustituido por Saracho.
Asimismo, el consejero delegado, Pedro Larena, cobrará un fijo de un millón de euros y el secretario consejero, Francisco Aparicio, 650.000 euros, cantidad que incluye el complemento por desempeño de 125.000 euros, según consta en la documentación de la entidad relativa a la política de remuneraciones de los consejeros.
En la junta extraordinaria se someterá a votación la posibilidad de entregar a los consejeros ejecutivos conjuntos de acciones de la entidad, que serán de 2,9 millones de títulos para 2017; 3,73 millones de acciones para 2018 y 4,25 millones de acciones para 2019.
MODIFICACIÓN DE LA POLÍTICA RETRIBUTIVA
El documento precisa que como consecuencia de la entrada en vigor de la Guía de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) con efectos 1 de enero de 2017, el consejo de administración de la entidad ha propuesto modificar la política retributiva de sus altos directivos, entre los que se encuentran los consejeros ejecutivos y otros profesionales que por su perfil puedan impactar en el perfil de riesgo del banco.
De este modo, el sistema de retribución contará con una parte fija anual --que consta de una retribución fija dineraria, determinadas retribuciones en especie y aportaciones al sistema de previsión social-- y una parte variable cuya cuantía está determinada sobre la base de objetivos vinculados con los resultados del grupo, el desempeño de sus funciones y la generación de valor a largo plazo.
La documentación precisa que el pago del 40% de la totalidad de la retribución variable se hará por partes iguales en efectivo y en acciones durante el primer trimestre del ejercicio siguiente al que corresponda la remuneración. El 60% restante quedará repartido en un periodo de cinco años.
Este importe variable se puede ver reducido en el caso de que el banco presente resultados negativos, no se alcancen los ratios de capital adecuados o existan recomendaciones o exigencias por parte de las autoridades supervisoras.
Este sistema retributivo permitirá que los consejeros ejecutivos puedan cobrar retribuciones en especie tales como seguros de enfermedad para el consejero y su familia o seguros de vida con un capital asegurado equivalente a una anualidad de la retribución fija dineraria que se mantendrá hasta que el consejero cumpla 65 años.
La junta también deberá votar la modificación de los estatutos para incluir la posibilidad de que los consejeros ejecutivos tengan derecho a percibir una indemnización en caso de cese "por causas distintas a un incumplimiento de sus funciones".
RETRIBUCIÓN DEL CONSEJO
El importe máximo anual que el banco podrá dar al conjunto de consejeros es de 2,5 millones de euros, una cantidad que permanecerá vigente hasta que la junta no acuerde lo contrario.
Así, los miembros del consejo de administración percibirán una retribución fija de 120.000 euros anuales, y no recibirán dietas de asistencia o por cualquier otro concepto ni retribución por pertenencia a comisiones del consejo, tal y como se acordó en 2015.