Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Sacyr abrirá su consejo a los cambios en su accionariado

Manrique descarta "luchas de poder" en el seno de la compañía
Sacyr abrirá una "reflexión" en su consejo de administración para adecuarlo a los cambios registrados en su accionariado en las últimas semanas, cuando el empresario José Moreno Carretero se ha convertido en segundo máximo accionista, al elevar al 12,8% su participación en la empresa, y el grupo canario Lopesán ha tomado un 2,4%.
Así lo indicó el presidente de la compañía, Manuel Manrique, quien no obstante descartó que exista una "lucha de poder" en el seno del grupo de construcción y servicios.
"No hay luchas de poder, el consejo está unido", garantizó ante las preguntas formuladas por varios accionistas minoritarios durante la junta de la compañía.
Manrique asegura que esta unidad viene avalada por las decisiones, "algunas muy difíciles", que el consejo ha tenido que tomar en los últimos cinco años.
"Estamos todos en la misma dirección y así vamos a seguir porque así nos avalan estos cinco años", remarcó en referencia al lustro que hace que tomó el relevo en la presidencia tras la salida del expresidente y cofundador Luis del Rivero.
De igual forma, garantizó que la reflexión a la que Sacyr someterá a su consejo se abordará de forma "tranquila, consensuada y con sensatez". "Contaremos con todos", aseveró. "Recogeremos todas las peticiones y sugerencias, y se analizarán en los órganos correspondientes del grupo", insistió.
De esta forma, el presidente de Sacyr mostró la disposición de la compañía a modificar su consejo, actualmente compuesto por catorce miembros, ante el desequilibrio que presenta respecto a la composición accionarial tras los recientes cambios.
DESEQUILIBRIOS.
Manrique aseguró que Lopesán no ha manifestado por el momento intención de entrar en consejo, pero el empresario Moreno Carretero sí que aspira a contar con la representación que le corresponde, según indicaron en fuentes de Beta Asociados, firma a través de la que participa en la constructora.
No obstante, se da la circunstancia de que este empresario tiene de forma indirecta, a través de derivados, gran parte de su participación en Sacyr, en concreto un 9,66% del 12,85%.
A pesar de ello, Moreno Carretero tiene actualmente un sólo puesto en el consejo, que él mismo ocupa, frente a los tres que controla Demetrio Carceller, el aún primer socio y vicepresidente de Sacyr con un 14,7% del capital, que se elevan a cuatro si se suma el que ostenta el grupo canario Satocán, con un 2,4% que tiene sindicado con el propietario de Disa.
De su lado, el presidente de la compañía tiene dos sillones en el máximo órgano de gestión de la compañía, a pesar de haber reducido su participación al 1,8%, si bien uno de ellos lo ocupa en calidad de primer ejecutivo.
De igual forma, el expresidente y cofundador de Sacyr José Manuel Loureda tiene dos puestos en virtud de su porcentaje del 7,8% en su capital.
El consejo de Sacyr se completa con el puesto que tiene el presidente del Grupo Fuertes, por su 6,2% en la empresa, y con cuatro independientes.
El presidente de la constructora aseguró que la compañía ya tenía pensado modificar su consejo, que aspira a que "cada vez más" cumpla con las normas del buen gobierno corporativo, especialmente en cuanto al peso femenino, dado que actualmente sólo tiene una consejera.