Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Moody's rebaja la nota de OHL al límite del 'bono basura'

Segunda bajada de 'rating' en tres meses
Moody's ha bajado un escalón la nota de OHL, desde 'B3' hasta 'Caa1', de forma que la sitúa en el límite de lo que se considera 'bono basura', en la que además supone la segunda rebajada que esta firma realiza a la calificación del grupo en tres meses y la tercera en lo que va de año.
La agencia de 'rating' deja además la puerta abierta a nuevas bajadas al situar a la compañía que preside Juan Villar-Mir en perspectiva negativa.
Moody's atribuye su decisión al "desplome" que OHL registra en sus ingresos de construcción en las cuentas correspondientes al cierre del tercer trimestre presentadas este lunes, "que sucede al significativo descenso que ya venía registrando en trimestres anteriores" y lleva a un nivel de 'cash flow' (generación de caja) negativo.
En su informe sobre el grupo de construcción y concesiones, Moody's señala asimismo a su endeudamiento, "contrario a las perspectivas de mejora estimadas al cierre del primer semestre" y que arrojan una deuda bruta con recurso (1.451,8 millones de euros) equivalente a 23 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) con recurso (63 millones).
"Se trata de un ratio demasiado alto para la nota anteriormente asignada a la compañía", indica Moody's, que considera que el pasivo sigue siendo elevado aunque se considere el importe que la compañía prevé amortizar con los recursos obtenidos con a venta de acciones de Abertis.
Con esta rebaja de nota por parte de Moody's, OHL repite la misma situación de la primera semana del pasado mes de agosto, cuando tras presentar sus cuentas semestrales, esta agencia también rebajó su calificación. Ambos hechos llevaron entonces a la compañía a registrar una 'semana negra' en Bolsa en la que marcó su cotización mínima histórica.
En su nuevo informe, la agencia de calificación achaca la situación de OHL a las pérdidas que la empresa se anota en varias obras internacionales, al retraso en el inicio de las obras de construcción de proyectos de su división de concesión y a su "creciente exposición" al mercado constructor de Estados Unidos, "que generalmente presenta menores márgenes" de ganancia.
La firma señala incluso a la coyuntura de México, uno de los mercados estratégicos de OHL, para apuntar a que "puede registrar un impacto negativo" en caso de que el futuro presidente de Estados Unidos Donald Trump implemente la política comercial anunciada.
ASPECTOS "MÁS POSITIVOS".
No obstante, Moody's subraya como aspectos "más positivos" el "reposicionamiento estratégico" que OHL aborda desde el pasado mes de julio, tras el relevo en su cúpula y su equipo gestor. La compañía está desde entonces concentrada en reducir deuda, vender activos y reestructurar su cartera de contratos de obra con proyectos más pequeños y rentables, en países conocidos.
No obstante, la agencia considera que los 300 millones de euros que OHL prevé obtener con las ventas de activos previstas para lo que resta de año, la de una parte del Proyecto Canalejas de Madrid y el 'resort' Mayakobá de México, podría no ser suficiente para afrontar las pérdidas que generen proyectos internacionales.
Así, advierte de que el ratio entre la deuda bruta con recurso y el Ebitda con recurso de OHL podría seguir siendo "muy alto" hasta para la nota de 'Caa1' que le acaba de asignar.
Por su parte, el OHL asegura no compartir la decisión de Moody's de volver a bajar su nota, al considerar que centra la decisión en la relación entre la deuda bruto con recurso y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) con recurso.
Además, la constructora recuerda que actualmente tiene asignado un 'rating' de Fitch, que desde 2009 se mantiene en 'BB-', "cuatro escalones por encima de la actual nota de Moody's.