Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) El Ibex 35 pierde un 4% en junio y cierra el mes por debajo de los 10.500 puntos

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un retroceso del 0,82% que llevaba al selectivo madrileño a situarse por debajo de la cota de los 10.500 puntos, por lo que cierra el mes de junio con una caída del 4%, rompiendo con una racha de cuatro meses consecutivos al alza.
En el segundo trimestre del ejercicio, concluido en la jornada de este viernes, el parqué madrileño ha perdido un 0,17%, aunque en lo que va de año acumula una revalorización del 11,68%, tras despedirse de 2016 en los 9.352 enteros, frente a los 10.445 actuales. En la semana pierde un 1,75%.
La sesión de este viernes ha estado protagonizada por el debut en Bolsa de Unicaja, que ha conseguido revalorizarse un 6,36% tras cerrar a 1,17 euros por acción, frente a los 1,1 euros por título fijados en la operación de salida a Bolsa.
Entre los valores del Ibex 35, un total de 23 han cerrado en negativo, con Banco Santander (-1,98%) a la cola del selectivo madrileño y toda la banca en rojo, lo que ha empujado al índice de referencia en España a protagonizar la mayor caída entre las principales plazas europeas al estar notablemente bancarizado.
Endesa (-1,92%), Caixabank (-1,9%), BBVA (-1,84%), Enagas (-1,72%), Bankia (-1,47%), Gas Natural (-1,25%) y Sabadel (-1%) han seguido a la entidad cántabra en el lado de las caídas. Por el contrario, Melià (+1,32%) ha liderado los avances, por delante de Gamesa (+1,25%) y ArcelorMittal (+1,17%).
En rendimiento semanal, Bankia ha sido el valor que más se ha revalorizado, con una subida superior al 5% desde el pasado viernes, después de que la entidad diese a conocer el precio de su fusión con BMN, entidad a la que otorga un valor de 825 millones de euros en la absorción. Por contra, Endesa se ha dejado más de un 9% en la semana.
No obstante, en el último mes, Colonial es la compañía que ha mostrado un mejor rendimiento bursátil, con un avance del 5,39%, por delante de Bankia (+3,32%) y ArcelorMittal (+3,06%). En el lado de las pérdidas, Repsol ha perdido un 10,16% de capitalización desde el cierre de mayo tras la caída experimentada por los precios del crudo en este periodo.
Entre las principales plazas europeas, el signo también ha sido negativo en la sesión de este viernes, con caídas del 0,73% en el caso de Fráncfort, del 0,65% en París y del 0,51% en Londres. Milán, por su parte, ha cedido un 0,58%.
En los mercados de divisas, el euro moderaba los máximos anuales frente al dólar registrados durante la semana y se intercambiaba por 1,1407 'billetes verdes'.
PRESIÓN VENDEDORA
De cara a la próxima semana, el analista de XTB Rodrigo García, considera que el Ibex 35 difícilmente podrá soportar la presión vendedora y prevé que su cotización oscilará entre los 10.200 y 10.500 puntos sin referencias económicas significativas en España.
Por tanto, precisa que el mercado de renta fija y la volatilidad serán los dos marcarán el ánimo de los inversores en un mercado que empieza a ofrecer "síntomas de nerviosismo".
En el escenario internacional, el experto recuerda que se publicarán los datos de empleo en Estados Unidos en un contexto de incertidumbre. Precisamente en Norteamérica las Bolsas han experimentado un comportamiento prácticamente plano en la semana, con el Nasdaq cediendo en torno al punto y medio porcentual.
Por su parte, Felipe López-Gálvez, analista de Self-Bank, ha explicado que Santander ha sido el 'farolillo rojo' de la sesión ante los "rumores" que apuntan a que tratará de recuperar el control de Aliseda, la sociedad de activos inmobiliarios procedente de Popular y de la cuál ha "heredado" una participación del 49%.
El 51% restante de Aliseda es propiedad de los fondos de capital riesgo Värde Partners y Kennedy Wilson Holdings, que compraron esta participación a Popular por un precio que no trascendió en su momento, recuerda López-Gálvez.