Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Gortázar (Caixabank): "Cobrar por los servicios es algo que las entidades se tienen que plantear"

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha apuntado este miércoles que las entidades financieras deberían plantearse cobrar por los servicios que prestan, en un momento en el que la rentabilidad de los bancos se está viendo lastrada, pero en el que se puede recuperar a través de otros negocios.
Durante su intervención en el Foro de la Nueva Economía, Gortázar ha indicado que en la actualidad la banca tradicional "no es rentable", por lo que ve "imprescindible" contar con otras actividades que sí lo son, entre las que ha citado la función aseguradora, los fondos de inversión o las tarjetas de crédito.
"El sector bancario puede y debe considerarse como un sector financiero que nos permita ganar rentabilidad vinculando al cliente y ofreciéndole más productos, no sólo bancarios tradicionales, sino otros muchos", ha apuntado.
Desde su punto de vista, es posible ser rentable en el contexto actual "debido a la escala y a la digitalización de los servicios de la entidad, que ayudan a mejorar la productividad, y a la amplia oferta de productos y servicios".
El consejero delegado de Caixabank también ha vinculado la mejora de la rentabilidad a la necesidad de recuperar la buena percepción de la banca, ya que, durante la crisis, "algunas entidades han costado mucho dinero al contribuyente y, cuando cuesta al bolsillo, se hace mucho más duro" pensar en una buena imagen.
A este respecto, ha señalado que espera que las ayudas que se han dado al sector financiero se recuperen "en la medida de lo posible", aunque cree que no será en su totalidad.
RECLAMA UNA PAUSA EN LA REGULACIÓN.
En su discurso, Gortázar ha repasado el momento en el que los bancos están desarrollando su actividad tras haber superado una crisis "larga y profunda", haciendo hincapié en el esfuerzo de reestructuración y el daño que ha sufrido su reputación por los errores cometidos en el pasado.
En la actualidad, los bancos han de hacer frente a un entorno de bajos tipos de interés y de baja rentabilidad que les está llevando a reducir costes, lo que suele afectar a las plantillas, así como a buscar otras actividades que les puedan ayudar en su negocio. "La recuperación económica mejora la situación crediticia, pero no aumenta los ingresos", ha indicado.
Desde su punto de vista, las entidades financieras tienen varios retos por delante, entre los que ha citado la transformación digital, la recuperación de la buena imagen y el exceso de regulación.
En este sentido, ha insistido en que los bancos necesitan un respiro para poder analizar las consecuencias que la nueva normativa está teniendo. "Seguimos viendo cambios regulatorios después de ocho años de crisis. Ya es suficiente. Es bueno que tengamos pronto las reglas claras, porque si no el sector financiero no puede desarrollar toda su capacidad y si el sector financiero no funciona a pleno rendimiento, la economía tampoco lo va a hacer", ha advertido.