Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Álvarez (Santander) dice que la plantilla de Popular "va a tener continuidad"

Preguntado por la responsabilidad sobre denuncias de accionistas, señala que la entidad es solo un "comprador"
El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, ha afirmado que la plantilla de Popular "va a tener continuidad" tras el anuncio de la compra de la entidad por parte de Santander y ha apuntado que el impacto que la operación tendrá sobre las cuentas del segundo trimestre será "muy pequeño".
"La plantilla del Popular, cómo no, va a tener continuidad. Son magníficos profesionales que siguen teniendo que atender a los 4 millones de clientes, porque durante un tiempo la integración operativa no estará realizada", ha señalado el segundo ejecutivo de Santander en declaraciones a los medios previas a su intervención en el Encuentro Bancario Iberoamericano, organizado por la Asociación Española de Banca (AEB).
En relación sobre el posible impacto económico que la operación tendría en las cuentas del segundo trimestre, Álvarez ha señalado que "será muy menor", ya que la operación se hizo tras la intervención de la autoridad de resolución, que tomó medidas para amortizar los instrumentos de capital Additional Tier 1 en mala situación. "Por tanto, entiendo que será muy pequeño, pero todavía es pronto para decirlo", ha apuntado Álvarez.
Para Álvarez, "lo importante es que el banco ha recuperado la normalidad y los clientes pueden operar como operaban normalmente con el banco, y los empleados del banco están trabajando normalmente". "Es lo que importa hoy y estoy contento de que esto haya sido así", ha añadido.
El consejero delegado de Santander ha manifestado durante su intervención en el acto que en la entidad están viviendo este proceso "cada vez más tranquilos". "La buena noticia es que el banco está funcionando normalmente", ha señalado Álvarez, para quien el objetivo era "conseguir la estabilidad" y se ha logrado, lo cual es "una buena noticia para todos".
Preguntado sobre si Santander debe asumir la responsabilidad sobre las posibles demandas de los accionistas de Popular dado que la decisión de amortizar las acciones de la entidad la tomó la Junta Única de Resolución (JUR), Álvarez ha señalado que el banco solo ha actuado como un "comprador".
"La autoridad de resolución tomó las determinaciones que quería tomar y nosotros lo que hemos sido es compradores del banco en unas determinadas condiciones que estableció la autoridad de resolución", ha explicado.
BUEN FUNCIONAMIENTO DE LAS INSTITUCIONES
Álvarez ha puesto en valor el procedimiento de resolución establecido por las autoridades europeas. "Nunca se había testado y esto tenía algo de hacer camino al andar", ha reconocido, destacando que estas operaciones están diseñadas para acometerse en fines de semana y el hecho de que se resolviera en una noche demuestra "un nivel insuperable" y que las "instituciones trabajan bien".
El segundo ejecutivo de Santander ha subrayado que no se llegó a suspender la cotización de Santander al darse a conocer la operación. "Nosotros no lo queríamos en el objetivo de mantener la máxima normalidad. Se consiguió hasta ese objetivo, por lo que estamos muy contentos", ha concluido.
Por otra parte, preguntado sobre si Santander tomará alguna medida en relación con la pensión del expresidente de Popular Ángel Ron, Álvarez ha rechazado hacer comentarios, alegando desconocer el tema.