Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Abengoa pierde 3.689 millones en el primer semestre debido al deterioro de activos

Abengoa registró unas pérdidas de 3.689 millones de euros en el primer semestre del año, frente a los 72 millones de euros de ganancias en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido al reconocimiento de pérdidas derivadas del deterioro de determinados activos y a la ralentización generalizada del negocio, informó la compañía.
El grupo se encuentra en situación de preconcurso de acreedores desde noviembre del año pasado y actualmente está inmerso en el proceso de obtención de adhesiones al acuerdo de reestructuración de su deuda, que alcanzó el pasado 24 de septiembre con determinados inversores y acreedores financieros.
En concreto, de los principales impactos a cierre de junio, que ascienden a 3.253 millones de euros, el importe correspondiente al deterioro de activos y sociedades asciende a 3.079 millones de euros, relacionado fundamentalmente con pérdidas contables por la menor valoración de los activos de bioenergía en Estados Unidos y Europa y de líneas de transmisión en Brasil.
En bioenergía, el deterioro asciende a 1.256 millones de euros debido al menor valor de plantas de etanol de primera y segunda generación, que se encuentran al amparo del denominado 'Chapter' 11 (Ley de Quiebras) en Estados Unidos, así como en Europa tras el proceso de quiebra y liquidación de la planta de Rotterdam.
Asimismo, se ha producido un deterioro de 946 millones de euros por la pérdida de valor de las líneas de transmisión brasileñas tras el proceso de venta iniciado en el marco del procedimiento de recuperación judicial previsto en la legislación brasileña.
Además, el grupo ha tenido impactos negativos adicionales por importe de 877 millones de euros debido fundamentalmente a la venta, discontinuación, o hibernación de ciertos proyectos y a la pérdida reconocida en la venta de determinados activos financieros.
RESTITUIR EL EQUILIBRIO EN EL SEGUNDO SEMESTRE.
Abengoa indicó que tiene previsto adoptar "las medidas necesarias" para restituir el equilibrio de su neto patrimonial durante el segundo semestre del año, "una vez que sean aplicadas las actuaciones previstas en el plan de viabilidad y que se registre el impacto positivo derivado de las quitas y de la ampliación de capital contempladas en el acuerdo de reestructuración".
La cifra de negocios del grupo a cierre del mes de junio alcanzó los 1.215 millones de euros, con una caída del 63,3%, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 51 millones de euros, frente a los 589 millones de hace un año.
Las ventas en la actividad de ingeniería y construcción alcanzaron los 611 millones, con un Ebitda de 103 millones, frente a los 2.160 millones y los 451 millones de los seis primeros meses de 2015. Esta caída se debe principalmente a los efectos de la ralentización de la actividad del grupo, que afectan fundamentalmente a las plantas de A3T y A4T de México, a las plantas solares de Chile y Sudáfrica y a las líneas de transmisión de Brasil, que han motivado además el registro de provisiones de costes de construcción por 139 millones.
La deuda neta corporativa del grupo al final del primer semestre de 2016 se situaba en 5.569 millones de euros, frente a los 2.555 millones de euros de hace un año.
La cartera de ingeniería y construcción a cierre de junio del grupo asciende a unos 4.500 millones de euros, tras el ajuste de ventas de activos, de líneas de transmisión brasileñas actualmente en proceso de reestructuración financiera y de otros proyectos cancelados.
No obstante, durante los seis primeros meses del año Abengoa se adjudicó nuevos proyectos por valor de unos 800 millones en Arabia Saudí, Omán y Perú, entre otros.