Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) ACS gana 233 millones, un 6% más, impulsado por la construcción internacional

La compañía logra el 87% de sus ingresos del exterior
ACS obtuvo un beneficio neto de 233 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 6% respecto al pasado año, impulsado por su actividad de construcción internacional, fundamentalmente de sus filiales Hochtief y Cimic, según informó la compañía.
El negocio constructor del grupo que preside Florentino Pérez creció un 14,8% en los tres primeros meses y aportó el 73,6% de los ingresos y el 65% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) totales de la compañía.
Las dos filiales constructoras internacionales que lideran este incremento están precisamente dirigidas por Marcelino Fernández Verdes, quien este jueves ha sido nombrado consejero delegado del grupo ACS.
En concreto, la compañía saldó el trimestre con una cifra de negocio total de 8.357 millones, un 11,2% superior a la del pasado año. El 87% de estos ingresos provinieron del exterior, fundamentalmente de Norteamérica, que aporta casi la mitad (42,5%) y también Australia, que ya es segundo mercado con un 29%.
De su lado, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 621 millones, con lo que progresó un 17,4%, también impulsado por la actividad constructora.
En el capítulo financiero, ACS, al que Standard & Poor's acaba de otorgar el 'investment grade', cerró el pasado mes de marzo con un endeudamiento neto de 1.695 millones de euros, importe que implica recortar a más de la mitad (-55,9%) el de un año antes.
Esta reducción se explica por la venta de Urbaser a un grupo chino el pasado año, pero también por la generación de caja de los negocios.
CAÍDA DE CONSTRUCCIÓN EN ESPAÑA.
Por áreas de negocio, la división de construcción logra crecer a pesar del nuevo descenso registrado en el mercado doméstico, del 14,4%, que se compensa con el avance en el exterior, dado que España sólo supone el 4% del negocio constructor de la compañía.
A la conclusión del trimestre, ACS contaba con una cartera de contratos de obra pendientes de ejecutar por valor de 57.349 millones de euros, un 16,6% más. El 95,5% del total corresponde a contratos internacionales.
De su lado, la rama de construcción industrial progresó un 3,9% y generó 1.856 millones de euros también gracias a la actividad internacional, mientras que, por contra, la actividad de servicios cae un 8,1%, hasta 348 millones, por el efecto de la venta de Urbaser y Sintax.