Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) ACS construirá la segunda fase del metro de Sydney por 1.900 millones de euros

Se refuerza en Australia, su segundo mercado tras Norteamérica
ACS se ha adjudicado en Australia a través de un consorcio el contrato de obras de construcción de la segunda fase del metro de Sydney, un proyecto que incluye la construcción de un túnel bajo el puerto de la ciudad y que está estimado en 2.810 millones de dólares australianos (unos 1.911 millones de euros).
Se trata de la mayor obra de infraestructuras de transporte actualmente en marcha en Australia, con la que el grupo que preside Florentino Pérez potenciará su destacada presencia en este país, su segundo mercado después de Norteamérica.
El proyecto logrado ahora consiste en la construcción de dos túneles gemelos de 15,5 kilómetros de longitud, que discurrirán bajo el centro financiero de la ciudad y su puerto, además de seis estaciones de metro.
ACS ha logrado esta obra a través de un consorcio en el que controla el 45% mediante su filial Cimic y que completan John Holland, con otro 45%, y Ghella, con el 10% restante.
El grupo empleará cinco tuneladoras en acometer las obras, que comenzarán en las próximas semanas y que deben terminar a mediados de 2021, con el fin último de que la nueva línea se ponga en servicio en 2024.
El Estado australiano de Nueva Gales del Sur, a través de Transport for NSW, órgano promotor del proyecto, asegura haber realizado trabajos geotécnicos bajo el puerto de Sydney para ayudar a determinar la mejor manera de construir los nuevos túneles del metro, tomando muestras de roca y suelo de más de cincuenta pozos.
El consorcio liderado por ACS se hace con esta nueva obra después de que en junio de 2016 concluyera, con siete meses de antelación respecto a la fecha fijada en el contrato, la primera fase de este metro, que también comprendió la construcción de 15 kilómetros de túneles y cinco estaciones y que está previsto se ponga en servicio en 2019.
AUSTRALIA, MERCADO ESTRATÉGICO.
Con este proyecto, la compañía española da un paso más en su expansión por Australia, mercado que ya supone su segunda fuente de ingresos por detrás de Norteamérica, dado que el pasado año le reportó 8.342 millones de euros, el 26,1% del total.
ACS está en el país austral a través de Cimic, firma presidida por el consejero delegado de la compañía, Marcelino Fernández Verdes, y que cuenta con una cartera de obras de unos 25.270 millones de euros, el 38% del total del grupo.
No obstante, Australia constituye asimismo un mercado estratégico para otros grandes grupos constructores españoles, como son Ferrovial y Acciona. El grupo que preside Rafael del Pino compró el pasado año una firma de servicios del país y cuenta con una alianza con Plenary para competir por obras en el país, mientras que el presidido por José Manuel Entrecanales tiene en el país negocios eólicos y de construcción desde hace años.