Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.2) España pide mejorar la gobernanza de la eurozona y propone a Bruselas un presupuesto del euro

El Gobierno de Mariano Rajoy cree que es necesario dar pasos hacia una "mejor gobernanza" de la zona euro y así se lo ha trasladado a la Comisión Europea, en línea con la posición defendida "siempre" por Madrid para completar la Unión Monetaria con elementos que considera clave como un presupuesto común, completar la unión bancaria o poner en marcha un Tesoro europeo.
"Lo que pedimos es lo que siempre hemos pedido: una mejor gobernanza de la Eurozona, lo que incluye elementos de una Unión fiscal, una Unión bancaria, más de una Unión monetaria que ya existe, y de la Unión económica", ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, al ser preguntado por este asunto en Bruselas.
El documento remitido al Ejecutivo comunitario, adelantado por el diario El País, aboga por completar la eurozona una vez que la crisis ha demostrado que sigue siendo vulnerable "porque no hay mecanismos de absorción eficaces". El texto recuerda que la disparidad entre los Estados miembros "se corrigió con altas tasas de paro en los países más afectados", según han explicado fuentes del Ministerio de Economía.
Así, España apuesta por una "capacidad fiscal común como instrumento de estabilización", un presupuesto común que sirva de instrumento para impulsar las inversiones y, más adelante, podría servir para poner en marcha un seguro de desempleo que complemente a los sistemas nacionales. No obstante, afirma que "no debe ser un instrumento de transferencia permanente".
Asimismo, el Gobierno defiende la posibilidad de diseñar un mecanismo de gestión conjunta de la deuda "a largo plazo", de forma que pueda existir "cierto grado de mutualización". También propone avanzar en la creación de un Tesoro europeo.
En cuanto al sistema financiero, España recuerda la necesidad de completar la unión bancaria mediante un fondo único de garantía de depósitos, una idea que Alemania condiciona a la reducción de los riesgos del sector, como la exposición de los bancos a deuda pública. Del mismo modo, el documento propone "cierta armonización de las reglas en el sistema bancario", entre ellas las reglas sobre insolvencia, para combatir el elevado volumen de préstamos morosos en Europa.
Además, España condiciona el acceso a los instrumentos de la unión fiscal al cumplimiento de criterios de convergencia real por parte de los países, puesto que permitiría evitar la acumulación de desequilibrios por diferencias en los niveles de competitividad.
Por ello, el documento resalta la importancia de "reforzar y controlar la implementación de reformas estructurales" en el marco del semestre europeo, puesto que es "fundamental" para la convergencia de las economías de los Estados miembros y para reducir los riesgos.
Al ser preguntado por el contenido del documento, Dastis ha pedido no centrarse en un elemento "concreto" de la propuesta, sino observarlo como un conjunto para una "mejor gobernanza", al tiempo que ha recalcado que es algo que "siempre" ha reivindicado España en el debete comunitario.
Preguntado por si cree posible dar esos pasos pese a las reservas de Alemania y del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, Dastis ha evitado pronunciarse: "Lo veremos, lo veremos". "Nosotros no hemos cambiado de opinión, es lo que venimos defendiendo desde hace tiempo. Hemos hecho diversas contribuciones y seguimos una línea de coherencia", ha zanjado.