Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp) Montoro anuncia que endurecerá el control del IVA, los pagos en efectivo y los aplazamientos de empresas

Dice que estas medidas podrían empezar a debatirse en el Congreso la semana que viene
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha anunciado este miércoles que no subirán el IVA pero que sí endurecerán el control de la liquidación de este impuesto, dentro de una serie de medidas con el objeto de aumentar la recaudación, que también contemplan más restricción a los pagos en efectivo y a los aplazamientos de pago de las empresas.
El ministro ha realizado este anuncio durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, tras una interpelación de Ciudadanos a través de su portavoz de Hacienda, Francisco de la Torre, que ha inquirido a Montoro por los planes del Ejecutivo para combatir el fraude fiscal.
En este sentido, el ministro ha avanzado que "pronto" llevarán al Congreso un plan de lucha contra el fraude con medidas concretas que repercutan en la recaudación del próximo año 2017.
MÁS NORMAS EN EL CONTROL TRIBUTARIO.
"No tiene mucho sentido que, teniendo la facilidad de crédito, las empresas se financien sobre la Hacienda de todos", ha dicho Montoro en su intervención acerca de los aplazamientos de pago de las empresas, tras asegurar que la administración tributaria tiene una deuda pendiente de varias decenas de miles de millones de euros.
Montoro ha apuntado que la próxima semana podrían empezar a debatirse en el Congreso estas medidas que, ha anunciado, supondrán un endurecimiento de los controles contra el fraude y la introducción de nuevas normas en la inspección tributaria para hacerla "más eficiente".
Tras realizar este anuncio, Montoro ha pedido a De la Torre que "no enrede tanto con el pasado", en referencia a la amnistía fiscal de 2012, por la que Ciudadanos ha interpelado el Gobierno, reclamándole una tributación acorde al 10% que establecía el decreto. "Déjese de mirar para atrás y vamos a mirar para adelante, porque, si no, no nos van a creer donde nos tienen que creer", ha dicho el ministro.
Durante toda su intervención, Montoro ha insistido en que la posibilidad de recaudar más tras esta regularización de dinero no declarado no prescribe, y que en la propia norma se explicita la investigación. En todo caso, ha aludido a la carta que el Ministerio de Hacienda remitió a hace unos días a aquellas personas que se acogieron a la regularización.
Asimismo, ha presumido de que gracias a la amnistía afloraron 95.000 millones de euros netos que no estaban identificadas por las autoridades tributarias, así como la recaudación de 50.000 millones de euros desde 2012.
UNA CARTA SIN ACUSE DE RECIBO Y DINERO EN EFECTIVO.
Por su parte, De la Torre ha recriminado la falta de acuse de recibo en la carta remitida a las personas que se acogieron a la amnistía, y ha reprochado las "muchas sombras" que rodean a ese proceso de regularización. Por ejemplo, que la cónyuge de uno de los ministros presentes en el Consejo que aprobó tal decreto (por Arias Cañete) se acogiera a la misma, o que se permitiera el pago en efectivo.
"No hace falta ser inspector de Hacienda para saber que ese dinero no es 'rastreable'", ha ironizado el diputado de Ciudadanos, que ha lamentado el posible 'blanqueo' de dinero "procedente de la corrupción" en la amnistía. "No hablamos de cuatro perras, sino de 2.400 millones de euros que nadie sabe de dónde vienen y que claramente pueden proceder de actividades ilegales", ha aseverado.
CONVENCER A LOS ESPAÑOLES, LA MEJOR NORMA FISCAL.
Asimismo, ha reconocido que la obligatoriedad de declarar bienes en el extranjero fue una buena idea, pero que para ello no era necesario autorizar una regularización, y ha puesto el ejemplo de Estados Unidos.
Por último, ha aplaudido la voluntad del ministro de combatir el fraude fiscal, aunque para ello también ha reclamado "legitimar el sistema". "Si no somos capaces de exigir el 10% de la amnistía, ¿Cómo vamos a convencer a los españoles de que tienen que pagar los impuestos? Esa es la norma fiscal más importante", ha reiterado De la Torre.