Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid y Guipúzcoa tendrán nuevos prefijos para los teléfonos fijos

Imagen archivo: Teléfono fijocuatro.com

La nueva numeración telefónica geográfica asignada a Madrid y Guipúzcoa para evitar el posible agotamiento de los números de telefonía fija asignados a ambas provincias entrará en vigor este viernes 18 de noviembre, un día después de que haya sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, la resolución del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, que sigue las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), adjudica el indicativo provincial 919 a Madrid y el 8437 para Guipúzcoa, que en ambos casos sólo podrán utilizarse para la prestación de servicio telefónico fijo disponible al público.
La CNMC, entidad encargada de forma transitoria de la gestión y control de los planes nacionales de numeración, remitió el pasado 26 de julio a la entonces Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información un informe sobre la necesidad de atribución de nueva numeración geográfica para el servicio telefónico fijo disponible al público en estos dos provincias.
En concreto, el informe identificaba varias zonas provinciales de numeración con una tasa de recursos asignados a los operadores superior al 80% de los atribuidos, siendo especialmente destacable el caso de la zona de Madrid, donde alcanza el 97% y al ritmo actual de asignaciones los bloques disponibles se agotarían en poco más de un año.
En el caso de la zona de Gipúzcoa, el regulador alertaba de que sólo quedan once bloques de 10.000 números disponibles para asignación a los operadores, cifra que se considera "insuficiente para atender las necesidades tanto de los operadores establecidos como de posibles nuevos operadores".
En el resto de zonas provinciales en las que la tasa de ocupación supera el 80% no es tan urgente la adjudicación y atribución de recursos adicionales ya que, según la estimación realizada por la CNMC con arreglo a las necesidades anuales de numeración, estas estarían cubiertas para un plazo superior a los tres años.
El Plan Nacional de Numeración Telefónica, aprobado mediante Real Decreto 2296/2004, de 10 de diciembre, establece los criterios de atribución del recurso público de numeración, y los operadores deberán utilizar los bloques de número asignados dentro de los indicativos provinciales.
UN MILLÓN DE NÚMEROS MÁS PARA MADRID
Con esta resolución se pone a disposición de los operadores del servicio telefónico fijo un millón de números (100 bloques) del rango 919 en Madrid y 100.000 números (diez bloques) del rango 8437 en Guipúzcoa.
En el caso de Madrid se trata del último rango que empieza por 91 que quedaba libre, por lo que en caso de futuras ampliaciones se atribuirán números que empiecen por 81. En el caso de Guipúzcoa, donde todos los bloques de números que empiezan por 943 ya se han asignado, los bloques 8436 y 8439 ya estaban disponibles y en uso desde hace varios años.
Por lo tanto, Madrid pasa a disponer a día de hoy de 128 bloques libres y Guipúzcoa de 21, con lo que sus necesidades de numeración estarán cubiertas al ritmo actual de asignaciones para un plazo superior a tres años.
Actualmente, la numeración geográfica atribuida para la prestación del servicio telefónico fijo disponible al público alcanza 86,5 millones de números que están adjudicados a las 50 zonas provinciales de numeración existentes en función de sus necesidades, siendo asignados a los operadores que prestan este servicio para poder atender la demanda de sus clientes.