Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos avisa a Grecia que debe respetar las reglas y sus compromisos

España mira a Grecia con "actitud abierta" pero pedirá que respete las reglasEFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha avisado este jueves al Gobierno griego que debe respetar las reglas y asumir los compromisos ya adquiridos por el anterior Ejecutivo heleno, "tanto desde el punto de vista del pago de la deuda como sobre las diferentes medidas que había ido tomando y que empezaban producir sus efectos en términos de crecimiento".

En declaraciones a los periodistas, De Guindos, que ofrece este jueves en el Círculo de la Amistad de Córdoba una conferencia en el marco del Encuentro ABC-Caja Rural del Sur, se ha referido así a la petición de Grecia de una prórroga de seis meses en la asistencia financiera concedida por la Unión Europea (UE) y que expira el próximo 28 de febrero, señalando que tal solicitud será analizada por los ministros de Economía de la eurozona este viernes una nueva reunión extraordinaria.
A dicha reunión, según ha precisado el ministro de Economía, "España va a ir con una actitud abierta y constructiva, pero con unos principios también muy claros al respecto" de que Grecia cumpla con sus compromisos, "y esperemos que haya una solución positiva", pues, según ha insistido, "vamos con una actitud constructiva, dentro de las reglas que nos hemos dado todos, que son las reglas de la zona euro".
En cuanto a que el Gobierno alemán haya rechazado este jueves la petición de Grecia para prorrogar el rescate alegando que no se ajusta a los criterios que le exigió el Eurogrupo del lunes y que supondría pedir financiación sin cumplir las condiciones del programa, De Guindos ha dicho que él no iba a "entrar en valoraciones de terceros países", ya que en este asunto "la posición del Gobierno español es muy clara".
Así, según ha recordado, "hay un programa que fue aprobado por el Gobierno (griego) anterior, que vence a finales de este mes y que tiene dos partes, una que era financiación", dado que "en estos momentos Grecia no se puede financiar en los mercados", y a ello se suman "una serie de medidas que eran imprescindibles para que Grecia vuelva a crecer" y que "hay que mantenerlas", si bien, "a partir de ahí", se pueden "analizar con flexibilidad las medidas, pero hay un punto de partida que es el programa que ya estaba en vigor" y que, en su opinión, "es lo mejor para la economía griega".
26.000 millones de euros
En este punto, el ministro de Economía ha subrayado que "España le ha proporcionado financiación a Grecia por importe de 26.000 millones de euros", resaltando, a modo de ejemplo, que "la financiación que le ha dado el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el Fondo de Proveedores son 16.500 millones", lo cual, según ha argumentado, sirve como "referencia de la solidaridad que ha tenido el pueblo español con Grecia".
Además, esos 26.000 millones de euros "se han dado en unas condiciones muy buenas, tanto de plazos, como de tipos de interés", con lo que los griegos "tienen que cumplir" y, desde el Gobierno de España "tenemos que velar por ese dinero, que es de todos los contribuyentes", estando De Guindos "convencido" de que "eso se va a respetar absolutamente".
Junto a ello, según ha señalado, "hay otras cuestiones", es decir, "para que, efectivamente, Grecia esté en condiciones de devolvernos ese dinero, es imprescindible que vaya cumpliendo las diferentes medidas que ha ido asumiendo" en el "contrato" vigente "entre los países de la zona euro y Grecia", que, según ha indicado De Guindos, "está en una situación de liquidez difícil y la única forma de financiación que tiene es la que le proporciona en estos momentos la solidaridad de la zona euro, incluida España, por supuesto".
La troika
Por otro lado, el ministro de Economía ha opinado que "la famosa Troika podía haber tenido más sensibilidad política" en los casos de "Portugal, de Irlanda y de Grecia, porque un programa de rescate como el que han tenido estos tres países", conlleva el que "se les da financiación en condiciones muy buenas y se les pide una serie de cuestiones, pero, evidentemente, la sensibilidad política tiene que estar ahí".
Ello quiere decir, según ha resaltado De Guindos, "no se pueda afectar a la autoestima de los países" y "a veces se podía haber actuado mejor", si bien, "lo importante es que la solidaridad estaba detrás", en este caso concreto en forma de financiación a Grecia "en unas condiciones muy favorables", mientras que, "en el caso de España, esa financiación la hemos tenido que obtener en los mercados, a veces a tipos de interés más elevados que los que en estos momentos se están cargando a Grecia por dichos préstamos".