Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Botín niega que las nuevas condiciones de la cuenta 1,2,3 sean una subida de comisiones

Afirma que los clientes disponen de otros productos con menores comisiones, pero también con menor rentabilidad
La presidenta del Santander, Ana Botín, ha afirmado que la cuenta 1,2,3 no ha subido sus comisiones, sino que con las nuevas condiciones la intención del banco es convertirse en la primera entidad del cliente, para lo cual necesita crear con él una mayor vinculación.
"No estamos subiendo las comisiones", ha insistido la presidenta del Santander en la presentación de resultados de la entidad, donde ha explicado que el cliente dispone de otros productos con menores requisitos, pero que también ofrecen una remuneración menor o ninguna, como la cuenta 'Día a día'.
La entidad endureció recientemente las condiciones de su producto estrella al obligar a los clientes a contratar un 'pack' de tres tarjetas (crédito, débito y 'revolving') con una comisión de tres euros al mes. La presidenta de Santander ha justificado este movimiento en que "es importante que el cliente use la tarjeta" y que la intención no es subir las comisiones, sino incrementar la vinculación con el cliente.
"Nosotros ofrecemos distintos productos al cliente. Al que quiere contratar la cuenta 123, donde pagamos el 1%, 2% o 3% y devolvemos dinero por los recibos, a cambio le pedimos que Santander sea su primer banco", ha explicado Botín.
"Esto es sencillo, es personal y es justo porque tenemos cuatro millones de accionistas a los que también tenemos que pagar dividendo y, por tanto, no podemos pagar un tipo de interés alto, devolver dinero con los recibos y además no cobrar comisiones por la tarjeta", ha sentenciado.
LA PRINCIPAL CUENTA DEL CLIENTE
"No hemos subido las comisiones en la cuenta 1,2,3, lo que hemos pedido es que los clientes que tienen los beneficios grandes de la cuenta 1,2,3 trabajen con el banco", ha reiterado Botín, para quien la entidad busca que este producto "sea la cuenta principal del cliente".
Según ha señalado, "para que esto pase es importante que el cliente use la tarjeta". "La cuenta 1,2,3 tiene beneficios, tenemos un programa de 'cash back', entregamos acciones, pagamos un tipo de interés alto y y a cambio el objetivo es que sea la principal cuenta. Si no se está usando la tarjeta, no es la principal cuenta", ha añadido.
"El cliente puede decidir cerrar la cuenta sin coste y abrir una cuenta en la que tenga unas condiciones diferentes", ha apuntado, y ha añadido que "esto es transparencia, es sencilo de entender y es justo para todos los 'stakeholders'".
La ejecutiva ha explicado que este producto cuenta con dos millones de clientes y el objetivo es alcanzar los cuatro millones en el ejercicio 2018. En su opinión, esta cuenta "va muy bien, según lo planeado o incluso mejor" y está permitiendo al banco "crecer en consumo y otros negocios".
"Hay distintos modelos de negocio, el nuestro es ser muy transparentes. Si ofrecemos un servicio, cobrar por él de manera transparente. Esta es una relación que funciona para ambas partes", ha dicho Botín, para quien "hay bancos que lo cobran en el margen", pero Santander está más enfocado "en el modelo de la cuenta 1,2,3".