Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) Álvarez (UGT) aboga por un acuerdo con CEOE que "sustituya" las dos últimas reformas laborales

Defiende que el proceso de globalización necesita "normas"
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, cree que sindicatos y patronal no deben dejar pasar la "oportunidad" de alcanzar un acuerdo que "sustituya" a las dos últimas reformas laborales del Gobierno, cambie aspectos del actual mercado laboral y sirva para la recuperación de derechos.
"Nosotros creemos que la legislación laboral que funciona es aquella que ha sido negociada entre sindicatos y empresarios", ha dicho el dirigente sindical en Santander durante su intervención e Foro Ser Cantabria.
Éste es el mensaje que Álvarez ha querido dejar a una patronal que, en su opinión, "debería ser consciente" de que ahora tiene "una oportunidad para la negociación y el acuerdo" y deberían de "aprovecharla".
De lo contrario, ha pronosticado que lo que ocurrirá es que cada parte intentará que el Parlamento legisle de acuerdo con la opinión de cada uno, lo que, a su juicio, dará lugar a una legislación que "no tendrá una duración" y tampoco sería "la que mejor conviene" a la industria, a los servicios, a las empresas y a los trabajadores.
Álvarez ha defendido que "esta legislatura tiene que ser la legislatura de la recuperación de derechos" y en la que se cambien elementos del actual mercado laboral. "Los empresarios de este país no pueden seguir pensando que la contratación temporal es la norma", ha advertido.
También ha abogado en su intervención por un "acuerdo estratégico por la industria", y por incrementar la calidad del turismo para prestar un servicio "de calidad" y que permita una mayor estabilidad en el sector.
LA EDAD DE JUBILACIÓN Y REDUCCIÓN DE LA JORNADA LABORAL
Además, a preguntas de los asistentes, el dirigente sindical de UGT a nivel nacional se ha mostrado contrario a retrasar la edad de jubilación, ya que es algo que tiene "poco sentido" con el nivel de desempleo juvenil que actualmente existe en España.
También ha opinado que "a corto plazo" en España no se está "en condiciones de pensar" en reducir la jornada a 35 horas semanales y no sitúa esta cuestión entre las "prioridades" del sindicato. A pesar de ello, considera que es un "camino en el que se debe de ir trabajando".
SALARIO MÍNIMO
El sucesor de Cándido Méndez también ha vuelto a criticar durante su participación en este foro la subida del 8% del salario mínimo interprofesional pactada por PP y PSOE.
Por un lado, Álvarez ha criticado la forma en cómo se ha llegado a esta subida, esto es a través de un acuerdo entre 'populares' y socialistas. "Las cosas no se hacen así", ha opinado el líder sindical, quien ha señalado que "no le parece bien que se sustituya el diálogo social por el diálogo político" y cree que quienes tienen que negociar esa cuestión son los representantes de los trabajadores.
Y en cuanto al fondo, ha opinado que no ha sido un "buen acuerdo" porque, a su juicio, lo que se "necesitaba" era un "acuerdo para toda la legislatura" que garantizara que ese salario mínimo se situara al final de ella en los 1.000 euros.
También ha considerado insuficientes los 707 euros en los que ha quedado fijado el salario mínimo, y ha opinado que la previsión que manejaba UGT era la de haber podido situarlo este año en los 800 euros mensuales.
NO DESCARTA UNA HUELGA GENERAL
Por otra parte, a preguntas de los asistentes sobre la posibilidad de una huelga general al Gobierno, Álvarez ha insistido en que es algo que "nunca se puede descartar".
De esta forma, ha dejado una puerta a que se pueda convocar esta huelga general, si, según ha dicho, la política presupuestaria del Gobierno del PP "no gira", si no se entra en un proceso de recuperación de derechos o si el Pacto de Toledo "no entra en un vía razonable" y se vuelve a un sistema de pensiones anterior a la reforma de 2013 llevada a cabo por el PP.
Para ello, ha asegurado que su sindicato "no va a llegar a un acuerdo" sobre las pensiones si no se modifica el factor de sostenibilidad que se introdujo en dicha reforma de 2013.
Álvarez ha señalado como un "elemento clave de futuro" una negociación en materia de pensiones dentro del Pacto de Toledo. Y es que, en su opinión, el actual sistema de pensiones "no tiene un problema desde el punto de vista del gasto, sino del ingreso". "No podemos pagar pensiones más bajas de las que ya pagamos", ha reivindicado.
Por todo ello, cree que no hay que "descartar ninguna medida", incluida la huelga general, que "ayude a poder girar la actual situación de falta de reparto de la riqueza" que, a su juicio, hay en España. A pesar de ello, ha aclarado que "no es un objetivo" sino, "en todo caso, un medio para conseguir objetivos".
NORMAS PARA EL PROCESO DE GLOBALIZACIÓN
En su intervención, titulada 'Por un nuevo contrato social', Álvarez ha defendido que el proceso de globalización emprendido "necesita" que se fijen unas "normas" por parte de los representantes políticos elegidos por los ciudadanos.
Y es que, en su opinión, "nadie" en este proceso "está pensando en los intereses de la totalidad" y esto es lo que está generando un descontento y una "falta de ilusión y esperanza" que han provocado fenómenos como el 'Brexit', la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos o la situación política que hay en Europa.
A la hora de fijar estas normas, el sindicalista ha opinado que el reparto de la riqueza es algo "fundamental" que se debe de tener en cuenta, dado que la salida de la crisis ha sido, a su juicio, "machista, precaria y no tiene ninguna consideración hacia los jóvenes".