Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) La AIReF ve "muy ajustado" alcanzar un déficit del 3,1% en 2017, aunque cree que es "factible"

Corrige sus dudas tras comunicarle el Gobierno que el impacto del rescate a las autopistas se traslada a 2018
La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cree que cumplir con el objetivo de déficit comprometido con la Comisión Europea del 3,1% para 2017 es "muy ajustado", aunque cree que es "factible", tras comunicarle el propio Gobierno que el principal impacto del rescate a las autopistas de peaje será en 2018.
En una rueda de prensa celebrada en la sede de la institución, su presidente José Luis Escrivá ha apuntado a que esta nueva información, que traslada al próximo año las consecuencias de la responsabilidad patrimonial que asumiría el Estado, "permite mejorar ligeramente la previsión de cumplimiento del objetivo de estabilidad respecto al último pronunciamiento de AIReF".
Estas dudas se fundamentaban en el posible coste que podría tener la intervención estatal en las autopistas de peaje quebradas, cuyo coste estimado alcanza los 3.500 millones, de los cuales cerca de 2.000 millones se esperaban para este mismo año.
La AIReF estima que el cumplimiento del objetivo de déficit correrá a cargo principalmente de la contención del gasto, pues sus previsiones superan incluso la reducción prevista por el Ejecutivo, mientras que cree "improbable" que los ingresos con los que cuente finalmente el Estado alcance las previsiones del Gobierno, creciendo al ritmo del PIB nominal.
Asimismo, en su informe sobre el cumplimiento esperado de los objetivos de estabilidad, la AIReF destaca el "comportamiento dispar" entre las administraciones, que oscilan desde un superávit incluso superior al estimado para las corporaciones locales, un "probable" cumplimiento por parte de las administraciones autonómicas y una potencial desviación superior por parte de la Administración Central y la Seguridad Social, más aguda en esta primera.
Una circunstancia ante la que el propio Escrivá ha manifestado su preocupación ya que, según ha manifestado, "cuando no se produzcan condiciones económicas más favorables" el cumplimiento con la estabilidad presupuestaria dependerá de la "disciplina individual".
PIDE UN REPARTO CON METODOLOGÍA, RIGUROSO Y REALISTA
De hecho, entre sus recomendaciones ha pedido establecer una "metodología clara" a la hora de repartir los objetivos, incluyendo métricas de esfuerzos relativos con el fin, ha dicho Escrivá, de "objetivar y dotar de mayor credibilidad y rigor a la fijación de objetivos". "Sería muy bueno para q sistema fuera menos controvertido", ha señalado.
La ausencia de una metodología y "la inconsistencia de los objetivos individuales", a juicio de esta institución, "desvirtúan la correcta implementación" de los mecanismos de estabilidad presupuestaria, y cree que existe una "falta de realismo en los objetivos marcados a las CCAA", pues no integran o corrigen la falta de financiación a través de mecanismos extraordinarios.
MÁS CONTROL A LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL
Escrivá también ha pedido la incorporación a la programación presupuestaria de la revisión del gasto, la monitorización de la ejecución del gasto en la Administración Central, así como la aplicación para ésta misma de las consecuencias de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
Es precisamente la Administración Central la que, según la AIReF, menos probabilidades tiene de cuadrar sus cuentas conforme a los objetivos distribuidos, pues cree que no podrá seguir en la segunda mitad del año con el ritmo de ajuste. Principalmente, detecta dos factores: el nuevo acuerdo sobre el Cupo Vasco y el aumento de la liquidación extraordinaria en el sistema de financiación autonómica.
Respecto a los ingresos, la AIReF recela más de las previsiones en el IRPF, ya que cree que la tasa de crecimiento de este tributo se encuentre lejos de las estimaciones, a pesar de que no descarta un repunte de los ingresos a final de año. En todo caso, cree que la recuperación de la economía, a ritmos de una inflación no tan acusada como en otras ocasiones, ha restado elasticidad a la recaudación de este impuesto.
CAMBIO DE PERSPECTIVAS PARA 7 CCAA
En contraste, Escrivá ha destacado la positiva evolución de las administraciones autonómicas, con hasta siete cambios de calificación entre estas, dejando a Murcia como única comunidad con un cumplimiento "muy improbable" y otras cuatro --Aragón, Extremadura, Cantabria y Comunidad Valenciana-- como "improbable".
En todo caso, según la AIReF serán las administraciones locales las que mejor comportamiento darán a sus balances a final de año, si bien su objetivo --el más exigente de todos, pues prohíbe incurrir en déficit-- se superará ampliamente hasta elevarse en superávit.
De hecho, la AIReF cree que éste podría ser superior al de los ejercicios anteriores gracias al acuerdo sobre el cupo vasco, que mejorará los ingresos en estos municipios y a la exclusión de buena parte de las inversiones financieramente imposibles a las que los Presupuestos autorizan, precisamente por el retraso en la aprobación de las cuentas.
En todo caso, la AIReF ha destacado que existen hasta 90 entidades locales, entre municipios, diputaciones provinciales y cabildos, con un ratio de deuda superior al 75% y con un horizonte de más de 20 años hasta alcanzar un umbral inferior para el cual ya no se requiera autorización por parte de la Administración Central.
CUMPLIMIENTO CON LA REGLA DE GASTO, AUNQUE POCO MARGEN
Respecto a la regla de gasto, la AIReF ha asegurado que todos los subsectores cumplirán con la misma, todo ello a pesar de las "dudas" que despierta el nuevo cálculo en el fondo de competitividad para Canarias, recogido tras el apoyo de Nueva Canarias a las cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy.
"Con todas las incertidumbres, creemos que cumple", han asegurado desde la AIReF, que en todo caso ha resaltado el "poco margen de recorrido" que existe respecto al gasto, pues subrayan que éste se encuentra en "mínimos históricos", lo que reduce las posibilidad de realizar ajustes a través de esta vía.